12 alternativas a las uvas de Nochevieja

- patrocinador -

Desde hace muchos años, es tradición en España terminar el año comiendo las doce uvas de la suerte. Se trata de una tradición navideña única en el mundo, aunque en otros países hay otras igual de peculiares. El problema, es que no a todo el mundo le gusta esta fruta por lo que buscan alternativas para poder terminar el año llevándose a la boca doce trozos de cualquier cosa. Pensando en todos aquellas personas que están en esta situación, hoy os queremos mostrar doce sabrosas alternativas a las famosas uvas de Nochevieja. Algunas de ellas, son ideales para los niños pequeños.

uvas de Nochevieja
Fuente: Jacinta Lluch Valero

Uvas peladas

El principal problema que mucha gente encuentra a las uvas de Nochevieja, es que te las llevas a la boca con cáscara y las pepitas de su interior. Para poner solución a esto, desde hace ya algunos años, hay marcas de uvas que las venden peladas y sin huesos. Esto facilita mucho el proceso. Como este tipo de uvas suelen ser muy caras, otra solución es que dediquemos un poco de nuestro tiempo a prepararlas. Pelarlas es muy sencillo y para quitarle los huesos, únicamente deberéis abrirlas por la mitad con cuidado de no romperlas.

También te puede interesar: 10 originales ideas de presentar las uvas en Nochevieja

Uvas de Nochevieja pasas

Otra de las alternativas por las que nos podemos decantar, es utilizar uvas pasas. Estas tienen la ventaja de ser más pequeñas, además de proporcionar un sabor algo más dulce. Por ejemplo, en Argentina suelen utilizar esta opción.

Gominolas para los más golosos

Para todos aquellos que son amantes del dulce, las gominolas puede ser su opción ideal para terminar bien el año. Si eliges esta opción, asegúrate de que son pequeñas y que no te cueste masticar y tragar. De no ser así, lo más fácil es que acabes con la boca llena y con riesgo de atragantarte.

Otra opción es acudir al supermercado más cercano, y adquirir bolsas que contienen doce uvas de gominolas expresamente creadas para la ocasión.

Frutos pequeños

frutos-rojos
Fuente: FixiPixi
- patrocinador -

Si queremos mantener la tradición de terminar el año comiendo algún tipo de fruta, estamos de suerte porque tenemos muchas opciones. La primera de ellas es coger doce gajos de mandarina. A cada campanada, nos llevaremos uno de ellos a la boca. Otra opción es utilizar pequeños frutos rojos, por ejemplo, arándanos, moras o frambuesas. El problema de esto, es que su sabor ácido puede que no guste a todo el mundo.

Frutos secos

En esta ocasión, se trata de una alternativa a las uvas de Nochevieja no aptas para menores, y tampoco para alérgicos a los frutos secos. Podemos pasar un buen atracón tomando 12 avellanas, almendras, pistachos o nueces. La lista es muy amplia. Solo habría que buscar aquella que se adaptara mejor a nuestros gustos.

Doce sorbos de alguna bebida

cava-para-terminar-el-ano
Fuente: warrenski

¿Por qué comer y no beber? La tradición dice que hay que llevarse algo a la boca, por lo que el líquido también es una opción. Lo más clásico sería utilizar champán, cava o sidra, pero también podemos utilizar algún tipo de refresco o cerveza. El agua no os lo recomiendo que dicen que da mala suerte. Lo peligroso de esta alternativa, es el gas que tiene la bebida, que no nos lo pondrá nada fácil. Eso sí, si lo vamos a probar, aseguraros de tener suficiente bebida en el vaso, no sea que os quedéis a medias.

Trozos de chocolate

El chocolate es utilizado en muchos de los dulces típicos navideños, pero también puede ser una alternativa para terminar bien el año. Debemos cortar doce trocitos acorde a la edad de la persona que se los va a comer. No seáis burros y os partáis trozos grandes, seguro que no podrás terminarte todos a tiempo.

Otra alternativa de chocolate, es utilizar Conguitos o bien Lacasitos. La ventaja en estos casos, es que ya los tendremos preparados.

Lentejas, versión italiana

En Italia, la tradición consiste en comer el último día del año un plato donde esta legumbre sea el ingrediente principal. Nosotros lo podemos cambiar un poco y adaptarla a nuestra tradición. Por ejemplo, podemos preparar un plato con doce lentejas cocidas y ante cada campanada, nos llevaríamos una a la boca.

Maíz dulce

maiz-dulce
Fuente: PDPicc

Como ya hemos dicho, alternativas a las doce uvas de Nochevieja hay mucha. Otra opción es llevarnos a la boca doce granos de maíz dulce. Si esta clase no te gusta, siempre podemos cocer los que vayamos a consumir.

Trozos de queso

Como buen manchego que soy, no podía dejar pasar la oportunidad de hablar del queso, y es que además de estar muy rico, lo podemos utilizar para terminar bien el año. Elige la variedad que más te guste y parte doce trozos que serán los que finalmente termines comiéndote con cada campanada.

Cereales

Ideal para no engordar y guardar la línea. Elije tu cereal favorito para los últimos segundos del año. Evita que sean muy grandes. De ser así, siempre los podemos partir por la mitad.

Mezcla de todo lo anterior

Si te han gustado todas las opciones planteadas, ¿por qué no hacer un mix con todas ellas? Te aseguro que serías la envidia de toda tu familia.

Estas son solo algunas alternativas a las uvas de Nochevieja, pero no son las únicas. ¿Qué otras alternativas se te pasan por la cabeza que puedes utilizar para empezar el año con buena suerte? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

- patrocinador -