Para nosotros, la nochevieja significa escuchar las campanadas y comernos las tradicionales 12 uvas. Pero en otros lugares del mundo la tradición es muy distinta, en este post te sorprenderá la manera en que se celebra la entrada del nuevo año en otros lugares del mundo.

Joya no Kane:las 108 campanadas de Nochevieja en Japón

Desde la antigüedad, en Japón existe la tradición en la noche de Nochevieja de hacer sonar las campanas de los templos de todo el país. La ceremonia conocida como la “Joya no Kane” se inicia a las 23:00 horas y las campanas replican 108 veces para marcar el comienzo del Año Nuevo.

Se dice que las 107 campanadas sirven a las personas de para depurar los deseos mundanos del año pasado. La última suena a las 24:00 horas y libera a los japoneses de las todas las preocupaciones vividas durante el pasado.

En algunos templos como el de Todaiji de Nara y el Chion-in en Kyoto tienen campanas tan grandes que se necesita la fuerza combinada de 17 monjes para hacerlas sonar. Los visitantes  pueden colaborar para tocarlas en algunos templos específicos.

¿Quieres conocer: 
27 Ideas para preparar tus propósitos de año nuevo?

Las Bolas de Fuego de Stonehaven-Escocia

Año Nuevo en EScocia
Fuente: expatinbacolod

En la medianoche del 31 de diciembre, en la ciudad costera de Stonehaven, unos escoceses vestidos con el tradicional kilts recorren las calles haciendo girar grandes bolas en llamas. A las conocidas como las “bolas de fuego de Stonehaven” les acompañan una banda de gaiteros y un grupo de atronadores tambores.

El desfile está acompañado por una entusiasta multitud que jalea las acrobacias de los manifestantes. Estos levantan las bolas de fuego unidades a unos mangos de alambres sobre sus cabezas haciéndolas girar esparciendo chispas por el aire. La comitiva recorre la ciudad hasta llegar al puerto, en el que se lanzan las bolas de fuego al mar. Al caer la última bola al agua, el espectáculo termina con una gran exhibición de fuegos artificiales.

Todo empezó en Stonehaven (pequeño pueblo de pescadores) donde existe el ritual de quemar grandes bolas de paja. Las llamas purificadoras tienen el objetivo de alejar a los malos espíritus de la flota de pescadores y darles buena fortuna para el Año Nuevo. Las bolas de fuego se hacen llenando canastas de alambre con una mezcla de materiales inflamables que las mantienen encendidas y brillantes durante mucho tiempo.

Dinamarca: tirar platos contra las puertas de los vecinos y saltar desde una silla

Año NUevo en Dinamarca
Fuente: kupang.tribunnews

La manera de celebrar la llegada del Año Nuevo en Dinamarca es esperar de pie en una silla a que el reloj llegue a las 12. Cuando el reloj marca la entrada del nuevo año los daneses saltan desde la silla todo lo alto que les resulta posibles. A continuación, tras escuchar el discurso de la Reina, pasan la noche cantando canciones tradicionales alrededor del árbol de Navidad.

Este ritual tiene el objetivo de vencer cualquier dificultad se presente en el nuevo año. Otra de las tradiciones danesas es tirar platos y más platos contra las puertas de amigos y vecinos. A la mañana siguiente cuantos más platos rotos haya en la puerta de casa más suerte se tendrá el año que comienza.

Alemania: plomo fundido para adivinar el futuro

Año Nuevo en Alemania

Fuente: sinnleffers

Una vez sonadas las campanadas, brindado y felicitado el Año Nuevo los alemanes se sientan a jugar al “Bleigiessen“. El reto consiste en fundir una figurita de plomo en una cucharita con una vela y verterlo en un vaso de agua fría. Al solidificarse el plomo adoptará una curiosa forma que nos permitirá adivinar nuestro destino para el año entrante. Si se forma una bola, nuestra suerte rodará durante el año siguiente, una corona vaticina riqueza, una estrella felicidad, …

Esta tradición popular alemana tiene su origen en la antigua Roma y está extendida por Alemania y Austria. Actualmente, se pueden encontrar kits para el ‘Bleigiessen’ en cualquier supermercado.

La quema de los “años viejos” en Año Nuevo, Ecuador

Año Nuevo en Ecuador
Fuente: mercurehotelquito

Para la entrada del Año Nuevo Ecuador ha adoptado una curiosa forma de celebrarlo con el fuego purificador. Esta costumbre arranca tras la epidemia de fiebre amarilla de 1895. En ella se quemaban los ataúdes con la ropa de los difuntos para su purificación. Desde entonces, los ecuatorianos construyen muñecos de personajes famosos para quemarlos en la noche de fin de año.

Quemar el año viejo significa destruir todas las cosas malas del año pasado y purificar el año que comienza. Los muñecos están hechos de ropa vieja. Están rellenos de papel de periódico o serrín y en el rostro se les coloca una máscara.

Esta costumbre se ha convertido en una manifestación popular.  Incluso se organiza un concurso en el que se elige al mejor “Año viejo del año”.

Puede interesarte leer: Felicitaciones Año Nuevo: ¡Los GIFs que tienes que enviar la nochevieja!

¿Qué te han parecido curiosas manera de celebrar el Año Nuevo?