Cómo acertar en los regalos de Navidad

La temporada navideña está a la vuelta de la esquina, y con ella llega la antigua tradición de dar regalos. Si la mera idea de darle un regalo a alguien te produce sudores fríos y una sensación de pavor, no estás solo. Lo que está destinado a ser una tradición alegre puede parecer un juego de expectativas con reglas en las que nadie te deja entrar… Pero no tiene por qué ser así.

Cuando se trata de comprar regalos, a menudo hacemos que nuestras vidas sean mucho más difíciles de lo necesario. Entiende un secreto: los regalos no necesitan ser únicos para ser buenos regalos. Todos queremos ser los que damos el regalo perfecto, demostrar que realmente conocemos a quien lo recibe, comprarle un regalo que ni se le habría ocurrido comprar, pero dejar de lado esas expectativas puede ahorrarnos mucho tiempo y preocupaciones, y hace que dar regalos se sienta placentero nuevamente. ¿Cómo conseguirlo? No pierdas detalle.

regalos por Navidad
pixabay.com

Comienza con una lista

Haz una lista y revísala dos veces. Organízate para la temporada de regalos navideños con una lista de las personas a las que tienes la intención de hacerles regalos. En estas listas debes incluir a las personas a las que realmente quieres dar regalos, no solo a las que sientes que tienes que hacerlo. Usa esta lista para anotar ideas, establecer presupuestos o realizar un seguimiento de si ha comprado el regalo o no. 

Pregunta lo que quieren o necesitan

Es fácil quedar atrapado en la idea de que dar obsequios no solicitados mostrará a los destinatarios de los regalos cuánto pensamiento y esfuerzo pones en el proceso, pero esto generalmente hace que la entrega de regalos sea mucho más difícil de lo que debería ser. Simplemente pregunta qué quieren y compre el regalo solicitado o semejante. Esto te ahorrará mucho tiempo… además, sabes con seguridad que al receptor le encantará.

También te puede interesar:
Cuento navideño: El hombre de Jengibre

Los destinatarios de los obsequios aprecian más los obsequios que solicitan explícitamente que los obsequios que no solicitan. Si el destinatario de su regalo tiene dificultades para pensar en ideas, prueba estas cuatro indicaciones para acertar: algo que quiere, algo que necesita, algo para ponerse y algo para leer. 

Las tarjetas de regalo

Las tarjetas de regalo tienen mala reputación por ser obsequios fríos e impersonales, pero no tiene por qué ser así. Las tarjetas de regalo le permiten a alguien elegir lo que quiere o necesita, sin tener que hacer conjeturas. 

En realidad, pueden ser regalos muy prácticos y útiles. Además, si eliges una tarjeta de regalo de un lugar que sabe que le encanta al destinatario, agregará ese toque personal adicional y al mismo tiempo le dará al destinatario la libertad de elegir un regalo que sabe que le encantará. 

regalos por Navidad
pixabay.com

Regalar se trata de la otra persona

Dar regalos no se trata de presumir lo considerado que eres, lo rico que eres, lo bien que conoces al destinatario o cuánto esfuerzo pones en el regalo. Dar regalos no tiene la intención de presumir o esperar algo a cambio… debe ser algo altruista.

Dejar de lado estas expectativas cuando se trata de regalar no solo hará que sean más significativos, sino que también hará que la experiencia sea más placentera para ti y la otra persona.   

Es la intención lo que cuenta

Es una declaración antigua y de uso frecuente por una razón. Al fin y al cabo, dar regalos es una forma de mostrar amor y gratitud en estas fiestas. Regalar desde el corazón y para aquellos que realmente quieren mostrar aprecio por esta festividad, y la experiencia de dar regalos será mucho más fácil y placentera.

También te puede interesar:
Imprime tus propios papeles para envolver los regalos
Compartir en Twitter Compartir en Pinterest Compartir en WhatsApp

Últimos artículos

Ir arriba