¡Qué ilusión le hace a nuestros peques que sus majestades de Orientes lleguen a nuestra casa para llenar la casa de regalitos! Desde que empieza a ‘oler’ a Navidad en la ciudad, no dejan de pensar en ese momento. ¿Por qué no reducir la espera construyendo un ‘retrato’ del Rey Melchor, Gaspar o Baltasar con objetos reciclados? ¡Una propuesta estupenda para estos días de Navidad de 2020!

Con solo unos pocos elementos, tus hijos podrán disfrutar de unas horas muy entretenidas entre pinturas, cartulinas latas y otros materiales y, a la vez, elaborar una bonita decoración para la casa que podrás poner en un lugar especial cada año.

De entre todas las manualidades que se pueden llevar a cabo estos días de navidad, cómo hacer los reyes magos es quizá la que más atractiva resultará a los príncipes de la casa. Y es que podrán imaginar cómo es su rey favorito y construirlo para demostrarle a su majestad cómo lo quieren en casa y que este se porte bien con los regalos.

Esta tarea es muy sencilla y la podrán hacer casi solos —siempre con supervisión durante todo el tiempo de elaboración, claro—, pero resultará mucho más divertido si lo convertís en una dinámica para toda la familia. ¿Empezamos?

Materiales para hacer un Rey Melchor

No será necesario hacer una gran inversión para llevar a cabo esta actividad, ya que casi todos los elementos estarán por casa.

Como base para el cuerpo de nuestro Rey Melchor, Gaspar o Baltasar utilizaremos una lata vacía de refresco. Esto nos servirá tanto para dar volumen a la pieza resultante como para que esta se pueda mantener de pie en cualquier superficie lisa sin ningún problema. Es una buena forma, además, de reciclar latas usadas.

También te puede interesar:
Poema Roscón de Reyes

Los demás elementos que intervendrán en el proceso de construcción son los habituales de toda mesa de manualidades: tijeras y pegamentos varios, cartulinas, goma EVA, rotuladores, botones, ojos de pega… ¡Todo lo que puedas imaginar a la hora de vestir a sus majestades de Oriente!

El proceso de elaboración del Rey Melchor

Como hemos indicado, la base de nuestro rey mago será la lata de refresco. Lo ideal es pintar esta en un color neutro por si nuestros pequeños dejan alguna zona sin decorar. Así pues, les haremos elegir un tono de pintura acrílica y… ¡que comience la aventura!

Una vez seca la lata, procederemos crear al personaje. Con los distintos materiales de que dispongamos iremos elaborando las distintas partes del rey.

La corona, por ejemplo, se puede recortar en goma EVA amarilla y adornarla con purpurina o rotuladores de 3D. También se puede reciclar la corona del roscón del año pasado y poner un pequeño trozo de la misma.

Luego los ojos, hechos con botones o con ojos de pega que se pueden adquirir en cualquier tienda de manualidades. El traje se puede hacer con algún trapo viejo o bien con cartulinas, papel cebolla de colores, etc.

¡Todo es cuestión de echarle imaginación! Verás cómo tus niños viven ese rato como una verdadera fiesta y cómo lucen luego orgullosos su trabajo. Además, puedes convertir esas horas de trabajo en un momento absolutamente inolvidable si preparas una rica merienda y durante toda la elaboración les cuentas cuentos de Navidad o cantáis villancicos. Crear al Rey Melchor reciclando latas será un recuerdo inolvidable.