¿Cómo preparar el marisco para Navidad? ¡Compra antes y ahorra!

- patrocinador -

Es uno de los ingredientes que nunca falta en las comidas y cenas de navideñas. Eso sí, en estas fechas los precios se ponen por las nubes pero si sigues los consejos que te proponemos para su preparación, ahorras muchos dinero y sacarás todo su sabor a estas delicatesen del mar. A continuación te mostramos cómo preparar el marisco para Navidad.

Compra antes y ahorra en el marisco para Navidad

marisco para Navidad en la tienda
Fuente: 4freephotos

No te esperas a última hora para comprar, anticípate unos días y aprovecha que los precios aún son razonables: compra el marisco fresco y congélalo adecuadamente para que conserve todas sus características y sabor.

También te puede interesar: Aperitivos de Navidad de caviar, mariscos y pescados

¿Cómo saber si los productos son frescos?

 marisco para Navidad fresco
Fuente: prodaza

El marisco, como las almejas, centollos, navajas, etc. deben de estar vivos: si los tocas reaccionan y se mueven, si intentas abrir una almeja o un mejillón notarás que hace fuerza para evitar que lo abras.

Para saber si las gambas están frescas hay que fijarse en la cabeza. Si se ha oscurecido es señal de que no están en buen estado.

Los pescados tienen que tener las agallas rojas y los ojos brillantes y tersos sin estar hundidos en las cuencas. Comprueba que si los coges por la cola nos está rígido y se muestra flexible, sin síntomas de “rigor mortis”.

- patrocinador -

Si compras el marisco para Navidad vivo, guardarlo inmediatamente en la nevera hasta el momento de cocinarlo.

¡Congélalo adecuadamente!

marisco para Navidad congelado
Fuente: 123rf

Es muy importante que el marisco para Navidad congelado conserve su calidad original. Para ello, hay que envasarlo en una bolsa o recipiente cerrado herméticamente. Si puedes, envásalo al vacío o perfectamente cerrado sin que entre el aire y sin que queden partes descubiertas para evitar que se oxiden.

Una vez congelado, el tiempo que puedes conservar los alimentos depende del tipo de congelador. Cocinado aguanta un poquito más que el fresco, aunque no es recomendable tenerlo congelado más de 2 o 3 de meses y a más de -18ºC.

¿Fresco o cocinado?

marisco para Navidad a la plaancha
Fuente: foodanddrink

No todos los tipos se pueden congelar, no es recomendable hacerlo con las ostras o las vieiras. Dependiendo de la especie, es preferible congelar el marisco para Navidad o hacerlo una vez cocinado.

  • Las gambas, cigalas, bogavante, etc. si se vas a consumirlos cocidos, debes congelarlos una vez cocinados.
  • Si vas a hacerlos a la plancha es preferible congelarlos en crudo. Para congelarlos, hazlo nada más comprarlos cuando todavía están frescos envolviéndolos perfectamente en un film transparente sin que entre aire.
  • Los moluscos como el berberecho, la almeja, la navaja o el mejillón: Limpialos bien con agua fría con sal para quitar las arenas e impurezas. Una vez bien limpio y escurrido, quítales la concha y mételos en una bolsa para congelarlos. Es muy importante cocinarlos inmediatamente después de su descongelación.
  • Los bueyes de mar, las langostas, bogavantes o los centollos conservan mejor su sabor si los congelamos una vez cocinados. Una vez cocido, déjalo enfriar en un paño empapado con el agua de la cocción. En cuanto se enfríe, envásalo asegurándote de que no entre aire y congélalo.

La descongelación

marisco para Navidad - descongelación
Fuente: ouvirtop musicas

Descongelarlo adecuadamente es fundamental para que tenga todo su sabor. Un día antes de cocinarlo, pasa el marisco para Navidad del congelador a la nevera. Colócalo sobre una rejilla para que el agua de la descongelación no toque el marisco.

Otra manera de descongelar el marisco crudo es sumergirlo en agua de mar apta para el consumo. Es la mejor manera para conservar su sabor. Una vez descongelado, el agua resultante se pude utilizarse para caldos o de arroces.

Cómo cocerlo

marisco para Navidad - cómo hervirlo
Fuente: maine lobster now

Para cocer marisco para Navidad vivo, debes introducirlo en la olla con agua fría y después llevarla lentamente a ebullición. El tiempo de cocción depende del tamaño, una langosta grande puede necesitar hasta unos 30 minutos de cocción.

Si es congelado, déjalo descongelando 2 0 3 horas en la nevera. A continuación, introdúcelo en la cazuela cuando el agua ya esté hirviendo. Las gambas, langostinos, percebes, camarones, etc. se retiran de la olla en cuanto el agua vuelva a hervir.

Si la receta es para comer en frío, tras la cocción mételo en agua con hielo para enfriarlo rápidamente. La carne se separará del caparazón y se pelará fácilmente.

En ambos casos, es importante que el agua de la cacerola cubra totalmente las piezas para que quede en su punto.

Un par de trucos para cocerlos

marisco para Navidad - vieras
Fuente: patio canario

Cocer el marisco para Navidad en agua de mar apta para consumo humano, es la mejor forma de conservar y potenciar su sabor. También puedes añadir algas marinas previamente hidratadas al agua, lo que intensificará el sabor a mar de tu marisco.

Para que los crustáceos no pierdan su sabor, colócalos en la olla con el caparazón hacia abajo y las patas hacia arriba. Mantenlos en esta posición al servirlos para que el jugo se mantenga dentro.

También te puede interesar: Recetas navideñas: brochetas de gambas y piña

¿Qué te han parecido estos consejos  para  preparar el marisco para Navidad? Espero que te sirvan de ayuda para cocinar y disfrutar de fantásticas recetas estas fiestas.

- patrocinador -