Hay un refrán que dice que “Hasta San Antón, Pascuas son”. Pues bien, todos aquellos que siguen al pie de la letra este dicho, están llegando al final de las fiestas navideñas. El próximo miércoles día 17 de enero es la fecha en la que se celebra esta fiesta. Con el punto y final a la Navidad, es el momento de empezar a hacer realidad todos esos propósitos que nos hemos marcado para este nuevo año. Seguro que muchos de vosotros habréis decidido que es el momento ideal para empezar a perder los kilos ganados en las últimas semanas. Seguir una dieta saludable y hacer algo de ejercicio es la mejor opción para conseguirlo. Lo que nunca hay que hacer, es realizar algunas de las acciones que os pasamos a detallar a continuación. Pueden poner en riesgo nuestra salud.

Optar por una dieta milagro

Fuente: pixabay

En ocasiones, las ganas por perder peso nos hace buscar remedios mágicos que nos ayuden a perder los kilos ganados de la forma más rápida y sin mucho esfuerzo. Pues bien, decir que estas, por lo general, no suelen funcionar y que en vez de ayudarnos a adelgazar, estará poniendo en peligro nuestra salud.

El efecto rebote

Es habitual que personas que se hayan sometido a planes de dietas para perder peso, una vez dejados esos planes, vuelvan a ganar el peso o incluso más. Esto es debido a que eliminar completamente ciertos alimentos y nutrientes esenciales no es buena solución. Tarde o temprano debemos volver a ellos, lo que hará que ocurra el conocido “efecto rebote”, con el que se recuperan los kilos perdidos e incluso alguno más.

El ayuno

Fuente: pixabay

Que no se te pase por la cabeza llevar a cabo alguna de esas dietas en las que se ayuna un día a la semana. Tu organismo no está acostumbrado para ello, y lo que hará será almacenar grasa para utilizarla cuando la necesite.

No te pongas metas que no puedas cumplir

No es recomendable plantearnos metas que sepamos de antemano que no vamos a cumplir, ya que puede hacer que caigamos en desánimo y dejemos nuestro objetivo de perder peso. En este sentido, es recomendable contar con la experiencia de un nutricionista que nos marque objetivos realistas.

No te “machaques” en el gimnasio

Hay que hacer ejercicio físico para adelgazar, pero no podemos empezar fuerte, sino que lo debemos hacer de forma progresiva. De lo contrario, estaremos corriendo el riesgo de lesionarnos.

Etiquetas “light”

Fuente: pixabay

No te dejes engañar por las etiquetas de los productos light, eco, bio… Lee detenidamente los ingredientes que contienen, muchos de ellos tienen un gran aporte calórico.

Comer a deshoras

Si queremos matar el hambre entre horas, no hay nada como hacerlo con una pieza de fruta. Esto será mucho más saludable que si optamos por bollería industrial u otro tipo de dulces.

Bebidas con gas

Fuente: pixabay

Todas las bebidas con gas, aunque sean bajas en azúcares, aportan muchas calorías al organismo. Es mejor hacernos nuestros propios zumos de frutas, infusiones o batidos.

No escondas que quieres adelgazar

Contar con el apoyo de amigos y familiares es clave para conseguir perder todos esos kilos que hemos ganado. Ellos nos ayudarán a evitar tentaciones y seguir con éxito una dieta de adelgazamiento.

No intentes hacerlo por tu cuenta

Fuente: wikimedia

Por último, no intentes perder peso tu sola. Acude a un especialista que te diseño una dieta adaptada a tus necesidades y objetivos. De esta forma, estarás ganando puntos para lograr tu meta marcada.

¿Cuales son vuestras recomendaciones a la hora de perder los kilos ganados en Navidad? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!