La croqueta siempre ha sido una aliada al momento de aprovechar los restos de comida sobrantes, pero como todo en esta vida, hay que saber cómo prepararlas convenientemente. Ahora mismo, en España se ha puesto de moda tomar varios de los últimos días de diciembre e incluso algunos de los de enero como “el día de la croqueta”, de forma que todos celebremos cocinando croquetas con restos de comida que queden de las fiestas.

Opciones en croquetas con restos de comida

  • Croquetas de carne: todos las tenemos en nuestra memoria de la cocina de nuestras madres o abuelas. Se pueden preparan con la carne de ternera del puchero, pero también con pollo si nos ha sobrado o los restos de punta de jamón. Se mezclan todos los ingredientes o se dejan por separado, a gusto, pues aquí a veces es mejor que cada uno pueda seleccionar la del sabor que más le agrade.
  • Croquetas de pollo: en este caso se suelen mezclar con un poco de jamón, para que les de un punto más sabroso que el propio pollo, y claro, son otras de las croquetas con restos de comida más afamadas a lo largo de la historia. En efecto, para éstas y las otras debemos recordar que pueden congelarse sin problemas, un detalle no menor.
Croquetas con restos de comida
Wikimedia
  • Croquetas de pescado: todo un clásico entre las croquetas con restos de comida que hacemos luego de la Semana Santa, si eres de los que come pescado cuando festeja la Navidad y las fiestas de fin de año, seguramente encontrarás muchas buenas opciones con merluza o bacalao, por mencionar algunas de las más famosas.
  • Croquetas de postre: y como un plus entre estas croquetas con restos de comida, podemos mencionar variantes que cuentan las de chocolate a la naranja, realmente muy sabrosas, como así también las de manzana y canela para quienes quieran cuidar un poco más sus cuerpos.

¿Cuáles de estas croquetas con restos de comida son tus preferidas?