Decora tu puerta con coronas navideñas

- patrocinador -

La puerta de nuestra casa también tiene derecho a engalanarse para la Navidad. Tanto si vivimos en un chalet o casa de mayor tamaño como en un piso de dimensiones reducidas, no tenemos excusa para no colocar en ella algún adorno; una forma de saludar a nuestras visitas con la calidez de las fechas y de mostrar, también hacia el exterior, que el espíritu navideño inunda nuestro hogar.

De entre todos los elementos que podemos escoger para la decoración de la puerta, sin duda el más conocido y tradicional es la corona de Navidad. Su forma puede ser tan sencilla como una simple composición circular, o tan elaborada como una corona con profusión de colores y motivos engarzados entre sí. Una vez más, entran en juego nuestras preferencias personales y, cómo no, nuestra imaginación y creatividad.

Podemos comprar la corona ya fabricada, ahorrándonos tiempo y esfuerzo. O también convertir su elaboración en  una manualidad que compartir con nuestros seres queridos o lo más pequeños de la casa. Bajo estas líneas os mostramos algunas ideas: la primera, una corona hecha con hojas de terciopelo imitando las de la poinsettia o Flor de Pascua. Sólo tendremos que construir un armazón circular (puede ser simplemente de cartón) y pegarlas de la forma que vemos.

- patrocinador -

Esta otra corona está fabricada con piñas, y sin duda nos resultará mucho más fácil de elaborar. Debemos procurar encontrar un pegamento fuerte que las mantenga firmemente sujetas entre sí; es recomendable unirlas también con cartón.

Por último, os queremos mostrar que no todas las coronas tienen que seguir el mismo estilo; como veis, la de la esta tercera imagen está confeccionada con hilos y lana. Una manualidad más fácil para quienes tengan experiencia en el tratamiento de estos materiales, y que sin duda se sale de lo habitual.

Fuente imágenes: Bueno, bonito y barato.

 

 

- patrocinador -