Si os gusta la gelatina, hoy os dejo con esta deliciosa receta de un estupendo postre. Seguro que les encantará tanto a niños, como a mayores. Esta gelatina es muy especial, pues está hecha a base de leche condensada y frutas.. escoge las que más te gustan!

gelatina

Mientras os dejo los ingredientes que necesitaréis:

– 2 sobres de gelatina de fresa o frambuesa

– 2 sobres de gelatina de manzana, kiwi, o limón

– 12 láminas de gelatina neutra

– 1 bote grande de leche condensada… unos 740 gr

Para preparar este postre de gelatina de frutas, para Navidades, sigue los siguientes pasos:

El primer paso es coger dos moldes pequeños de aluminio u otro que te guste para postres. Ahora unta con aceite de girasol para poder desmoldarlo fácilmente después.

Ahora coge la gelatina, lee las instrucciones y luego prepáralas. Puedes escoger el sabor que más te guste, aunque la de fresa está estupenda! Pon en una cacerola dos vasos de agua y deja que hierva. Después añade los dos sobres y ve removiendo, hasta que se hayan disuelto los polvos completamente.

Después de esto, añade dos vasos de agua fría y sigue removiendo, hasta que todo siga bien disuelto. Ahora vierte la mezcla de los sobres y el agua, en los moldes preparados y untados de aceite. Con los moldes rellenos, pueden ser del tamaño que quieras y cuantos quieras, ponlos a enfriar en la nevera unas tres horas.

Cuando se te acabe de un sabor la gelatina, hazla en otro color y vierte en otros moldes. Puedes escoger los sabores que más te gusten. Incluso puedes añadir gotas de colorante, para dar color al postre.

Después de pasadas tres horas, ya puedes desmoldar la gelatina. Ahora con un cuchillo, corta la gelatina a cuadrados. Para que no se quede pegada, moja el cuchillo en agua caliente mientras cortas.

Haz esto con toda las gelatinas de diferentes colores y luego mézclalas con cuidado. Coge otro molde uno grande y bonito, úntalo con aceite y añade la gelatina cortada. Luego, por otro lado, coge las láminas de gelatina y ponlas en un recipiente con agua fría, cinco minutos.

Ahora en un vaso, de agua caliente, pon las láminas escurridas y remueve hasta disolverlas. Echa leche condensada en el recipiente, junto con las láminas disueltas y remueve. Deja enfriar 15 minutos.

Ahora echa la gelatina en el molde donde hiciste los cubos de gelatina de color. No debe superar la leche, el nivel de los cuadrados, para que no floten. Deja todo enfriar en el frigo, durante 24 horas y desmolda con cuidado.

foto: all

 


  • Muy agradecida por todos los conocimientos, por favor envíenme todos los artículos son excelentes. gracias