Rio de Janeiro reliza el mayor árbol de Navidad flotante del mundo. El árbol mide unos 85 metros de altura y pesa unas 500 toneladas. La organización de este gigantesco arbol empezó en febrero y a quedado asi de bonito.