Los mantecados de limón caseros son una opción excelente cuando nos cansamos de tanta comida salada en Navidad y queremos aprovechar entre las fiestas para probar alguna cosilla dulce en el desayuno o la merienda. En este caso en particular vamos a enseñarte una receta sumamente sencilla, con la que creemos que podrás deleitar a todos los que forman parte de tu familia y de ese modo pasar unas fiestas aún más armoniosas.

Ingredientes para los mantecados de limón caseros

Primero que nada tenemos que mencionar la serie de ingredientes para los mantecados de limón caseros, entre los que sobresalen la harina por 350 gramos, 175 gramos de azúcar tipo glass, 175 gramos de manteca de cerdo, la ralladura de dos limones aproximadamente, el zumo de un limón, y un poco más de azúcar glass que será la que utilicemos para decorar nuestros mantecados de limón caseros exquisitos.

Mantecados de limón caseros
Wikimedia

El paso a paso

Comenzando entonces con la producción de los mantecados de limón caseros, lo primero que debemos destacar es el ir tostando la harina en una bandeja de papel por un rato largo, hasta que se ponga de un color marfil, y dejamos enfriar. Luego, en un bol ponemos la manteca, le añadimos el azúcar glass, la ralladura de limón y también el zumo, y luego la harina pasada previamente por un tamiz, mezclando hasta que quede una masa homogénea.

Finalmente, los últimos pasos para conseguir unos perfectos mantecados de limón caseros tienen que ver con extender la masa con un grosor de poco más de dos centímetros, utilizar un cortapastas para seguir cortándola, y estirarla hasta que queden muchos mantecados. Luego, terminados, los colocamos en una bandeja con papel y horneamos 180ºC durante media hora, dejando enfriar antes de consumirlos, y rociándolos con el azúcar glass de forma abundante.

¿Has hecho ya tus mantecados de limón caseros?