En oriente ha nacido.
Allá en Oriente ha nacido
la justicia y la bondad.
Es Dios mismo que hecho hombre
al mundo viene a salvar.

¡Venid, llegad, venid,
venid a adorar!
Cantad al Niño, ya dormidito,
cantad al Niño muy despacito.

¡Venid, llegad, venid,
venid a adorar!

Cantad al Niño, ya dormidito,
cantad al Niño muy despacito.

Venid, venid pastorcitos,
que en el pesebre llorando está.
La luz vino a las tinieblas
y éstas no la recibieron.
Y en un pesebre Dios llora,
los ángeles tiemblan al verlo.