Hoy te traigo una manualidad muy fácil de hacer y que es ideal y perfecta para que la elaboren y la disfruten los más peques de la casa. Se trata de aprovechar las cáscaras de los frutos secos que te has comido y que vas a tirar y realizar con éstas unas bonitas tarjetas de Navidad. Es una manera de contribuir a la defensa del medio ambiente y reutilizar y reciclar ciertos elementos para realizar estas originales postales de Navidad.

 

Cómo hacer paso a paso unas originales tarjetas navideñas con cáscaras de frutos secos

Como verás a continuación, es una manualidad muy sencilla de hacer y los más pequeños se lo pasarán pipa haciéndola. Antes de todo, es aconsejable que utilices frutos secos que no tengan sal por fuera ya que de esta manera, serán más mucho fáciles de pintar. En primer lugar usa cáscaras partidas por la mitad de frutos secos, usa los que tú quieras, pueden ser cáscaras de pipas, de almendras o de nueces. En esta ocasión usaremos cáscaras de cacahuete para simular las cabezas de unos simpáticos renos. Coge una cartulina del color que tu quieras y córtala en forma de tarjeta de Navidad. Coge la cáscara del cacahuete y pégala en la cartulina. Acto seguido coge un rotulador y pinta en la cáscara la cara de un reno. Ya están listas estas originales y simpáticas tarjetas navideñas, que puedes usar por ejemplo como adornos en el árbol de Navidad o como originales tarjetas para enviar a toda la familia y felicitar estas importantes fechas.

tarjetas navideñas cáscaras
Fuente: www.blogseitb.com

Espero que te haya gustado esta manualidad ecólogica, sencilla e ideal para hacer en las fechas de Navidad. Anímate, ponte manos a la obra y ayuda a tus hijos a elaborar estas originales tarjetas Navideñas.