Dietas saludables para unas Navidades caseras

Se acercan las fechas navideñas, y ya estamos pensando en el menú que vamos a preparar para festejar esos días. Aunque este año van a ser diferentes por las circunstancias que estamos viviendo, no debemos perder la ilusión.

Las celebraciones navideñas se asocian tradicionalmente a comer de forma copiosa. Algo que nos lleva a aumentar de peso en esos días, y en algunas ocasiones nos puede traer ardor y acidez de estómago.

Por esa razón y por las restricciones interpuestas por el gobierno por la situación actual que estamos viviendo del covid-19, en este artículo vamos a darte algunas ideas para enseñarte a disfrutar de estas fechas de forma saludable y flexible, sin dietas ni obsesiones.

Consejos para unas navidades saludables

Antes de darte algunas pautas nutricionales sobre qué incluir en tus dietas navideñas, queremos darte algunos consejos para que pases unas navidades saludables sin tener que hacer dietas a rajatabla.

1. No cambiar de hábitos

Si desayunas sano y practicas deporte sigue haciéndolo. No dejes de lado tus hábitos por estar en fechas señalas. Intenta mantenerlos en la medida de lo posible.

2. Haz planes al aire libre

Con el coronavirus muchas personas han cambiado sus paseos por la ciudad por paseos por la montaña. Es mucho más saludable. Aprovecha los días de fiesta para hacer una excursión con tu pareja, en familia o con amigos en plena naturaleza. Una manera divertida de hacer algo de ejercicio. 

3. Comer de todo, pero con moderación

No nos pongamos una dieta restrictiva, y menos en días de fiesta porque puede acarrear consecuencias negativas como posteriores atracones, o problemas alimenticios.

También te puede interesar:
Deliciosas recetas de Nochebuena para disfrutar en familia

Si quieres cumplir con tus expectativas es importante comer de todo, pero con moderación. Teniendo en cuenta algunos puntos como comer despacio y disfrutar de la conversación de la mesa.

Masticar bien los alimentos, y no privarse del postre. Si hay entrantes o aperitivos coge los que más te gusten y ponlos en tu plato. Piensa que sería un primer plato. Así controlarás mejor las cantidades.

4. No te saltes ninguna comida

Los expertos recomiendan hacer entre cuatro y cinco comidas diarias. Realiza comidas ligeras a base de frutas y verduras, pero no te saltes ninguna comida.

Saltarse el desayuno, por ejemplo, hará que llegues con ansiedad y hambre a las comidas principales y comerás más de la cuenta.

5. Bebe 2 litros de agua al día

Beber agua es importante para mantener una buena hidratación en estas fechas. Ayuda a eliminar toxinas y depurar el organismo.

Bebe infusiones, ya que también son una opción y además, mejoran la digestión después de los excesos.

¿Qué comer en navidades?

Dietas saludables para unas Navidades caseras 3
Dietas saludables para unas Navidades caseras 4

Expertos afirman que los españoles engordan entre tres y cinco kilos en Navidad. Para evitar este aumento de peso, debemos mantener las pautas alimentarias saludables que llevamos durante todo el año y evitar la ingesta exagerada de productos hipercalóricos y procesados.

Como verás, no es tan difícil comer saludable durante las fiestas. Hazte una lista de superalimentos, ve al supermercado y prepara unos menús ricos y saludables para estas navidades confinadas.

Realmente, si nos paramos a pensar nos damos cuenta que las comidas o cenas de celebración son cuatro o cinco, no dos semanas. Por lo que podemos planificar el menú de tal manera que podamos incluir opciones saludables.

También te puede interesar:
10 recetas de Navidad para hacer con niños

En caso de hacer aperitivos o entrantes podemos hacer brochetas de verduras y queso, chips de patata y boniato con especias, marisco fresco y un plato de patés vegetales en vez de productos muy procesados con alto contenido en sal.

Para preparar un primer plato deja los rebozados y fritos y elige platos cuyo alimento principal sea la verdura como, por ejemplo, las cremas de verduras con huevo duro. Como segundo plato podemos hacer un plato que tenga como base carne, pescado o legumbres.

Para elegir las guarniciones una buena opción es la cocción al vapor, al horno o incluso al microondas, ya que ayudan a que las digestiones no sean tan pesadas y mejoran la alimentación.

Para poder controlar los excesos y mejorar la sensación de saciedad lo mejor es tener a mano opciones de picoteo saludable como los frutos secos, lácteos fermentados o cereales integrales.

Cuando empieces a comer sirve lo que vayas a comer en un plato, para regular la cantidad de comida que estás ingiriendo. Y deja de comer cuando estés lleno.

Para beber, es recomendable tener encima de la mesa una botella de agua para no caer en la tentación de beber alcohol o bebidas azucaradas que son una gran fuente de calorías.

No te quedes sin postre y prepara unas brochetas de frutas con chocolate puro (70% cacao). Otras opciones son bombones de zanahoria, avellanas y avena, pudding de manzana o bizcocho de calabaza.

Ir arriba