Leyenda catalana de la navidad

- patrocinador -

la sagrada familia

Como todas las regiones del mundo y lugares en España, la navidad tiene muchas leyendas que se adecúan a la ocasión, cuentos cortos y relatos que trasmiten mensajes sobre la importancia de las fiestas y que recurren en muchos casos a los personajes navideños o a situaciones que nos recuerdan el espíritu fraternal y religioso de la celebración navideña. Una de las leyendas de las muchas que existen en España te contamos hoy, una leyenda de la región de Cataluña.

En esta leyenda navideña de Cataluña, la Vírgen ocupa un lugar primordial y junto a ella el niño Jesús. Según la leyenda en la noche del 24 de diciembre, cuando se celebra la Misa del Gallo, la Vírgen con el niño busca un lugar para cambiar sus pañales y por ello baja del cielo a una casa en Cataluña, en donde cambia al pequeño Jesús, tomándose en descanso para abrigarse del frío en la lumbre del hogar que ha visitado, luego de lo cual marchará de nuevo con su hijo en brazos.

Para que la Virgen pueda sentirse cómoda, los hogares de Cataluña, que siguen rindiendo honor a esta leyenda, dejan la lumbre encendida y un lugar hermosamente arreglado así como leche y dulces para que la madre pueda alimentarse y el niño se siente abrigado del frío de una temporada fría como la que reina en plena navidad en  los pueblos de Cataluña donde se ha originado esta leyenda navideña y aún se celebra. Pensando que el mensaje mejor es que abrigar al errante y propiciar su comodidad es una forma maravillosa de vivir los mejores valores de la navidad.

Y que leyenda o no, resulta una agradable manera de pensarse en la navidad, la ocasión propicia que se debiera convertir en una norma para todo el año, acoger y compartir con el necesitado.

- patrocinador -