Los Reyes Magos y la Estrella de Belén

- patrocinador -

Durante mucho tiempo la tradición unió a la Celebración de los Reyes Magos, la presencia de la Estrella de Belén. Esta es parte importante de la tradición cristiana ya que fue la que guió a los Reyes Magos al lugar del nacimiento de Jesucristo. La misma tradición,  indica que la estrella se detuvo sobre el pesebre en su camino a guiar a los Reyes Magos hacia el recién nacido Jesús, pero en ningún lugar  del Evangelio de Mateo se sabe si era  un planeta  o una estrella.

Ante la imposibilidad científica de que una estrella o cualquier astro, se detenga en un lugar, o se mueva en camino hacia una dirección, es que se ha dicho que la misma es una metáfora.  Aunque científicamente sí hay alguna comprobación de que  una serie 105 conjunciones de los planetas Júpiter y Saturno, algo que ocurre muy raramente,  ocurrieron en el año 7 a. C. y que las mismas podrían estar relacionadas con la tradición de la estrella de Belén.

 

Contrario a la tradición festiva que supone encontrar a Jesús, los Reyes Magos, poco tiempo después, horas, de su nacimiento, los relatos biblicos permiten deducir que el 23 de agosto, de aquel año en que hacían su peregrinaje a conocer a Jesús, Júpiter empieza a retroceder en los cielos  y es nuevamente seguida por los magos después de la entrevista con Herodes, hasta el 19 de diciembre donde Júpiter se detiene en los cielos, Júpiter era la Estrella de Belén,  y los magos llegan a Belén, encontrándose Jesús de 8 meses, ofreciéndole oro, incienso y mirra.

- patrocinador -

reyes magos

Júpiter reiniciará su avance en los cielos a partir del 20 de diciembre, algo científicamente imposible porque estaba  muy cerca del sol y habría sido difícil de ver, y en la época carecían de instrumentos y conocimientos para ello.  Pero los científicos estiman que la triple alineación de los planetas en el 7 a. C., en la constelación de Piscis, más el probable cálculo del ocultamiento de Júpiter tras la Luna, cerca del Sol, sean hechos que hayan alertado a los Reyes Magos sobre  un acontecimiento importante en Judea, pasando a ser la Nova la señal definitiva del nacimiento de un gran rey.

El monje Dionisio el Exiguo, designado para determinar  el año del nacimiento de Cristo tomó en cuenta los reinados de los emperadores romanos, pero olvidó que César Augusto había mandado cuatro años con el nombre de Octavio y también omitió el año cero número desconocido en esa parte del mundo en esa època, con lo que sus resultados establece el nacimiento de Jesús cinco años antes de lo que normalmente se cree.

Sea lo que fuere que ocurrió la figura de Los Reyes Magos y la Estrella de Belén, suponen la base de la celebración del nacimiento de Jesús en muchas partes del mundo y muchas creencias.

- patrocinador -