Increíble pero cierto. Un villancico creado con 49 microondas. Hay que verlo para creerlo.

Vía: No puedo creer…