Pudding de Navidad

- patrocinador -

Si queréis que vuestra Navidad tenga este año un toque internacional, no podéis dejar de probar la receta que os traemos hoy: el pudding de Navidad (llamado a veces budín, en forma castellanizada). Un postre muy “british”; con él y una taza de té, con el que podréis sentiros como si estuvierais viviendo la blanca Navidad de las Islas.

Un detalle importante a tener en cuenta es que el pudding debe prepararse con una semana de antelación como mínimo. Los ingredientes son los siguientes:

-225 gramos de azúcar moreno.

-225 de grasa de ternera o vegetal (ambos pueden comprarse en botes, o bien podéis sacarla de alguna comida que hagáis durante la semana).

- patrocinador -

-350 gramos de pasas de tres tipos: normales, de corinto y saltana.

-110 gramos de fruta escarchada.

-110 gramos de harina de trigo.

-110 gramos de pan rallado.

-Almendras laminadas (unos 60 gramos).

-Piel de limón (basta con que sea de uno).

-5 huevos.

-Sal.

-Brandy o ron.

Y las siguientes especias:

-Canela en polvo.

-Nuez moscada.

-Jengibre.

-Clavo.

Lo primero que tendremos que hacer es colocar dentro de un bol, que previamente habremos engrasado, todos los ingredientes secos (es decir, excepto los huevos y el brandy). Cuando los hayamos mezclado bien, entonces añadiremos el resto (brandy y huevos). Una vez todo quede como una masa más o menos compacta, tendremos que tapar el bol con una capa de papel vegetal y otra de aluminio, asegurándonos de que no se muevan.

El bol entero debemos colocarlo al baño María, teniendo cuidado de que el agua no rebose más allá de éste. Tras unas cinco horas, lo dejaremos enfriar. Cambiamos las hojas de aluminio y papel vegetal por otras nuevas, y será el momento de dejarlo reposar durante un mínimo de siete días, como comentábamos al inicio del post. Para que no se reseque en exceso, cada pocos días podemos destaparlo y verter un pequeño chorro de brandy o de ron en él.

Finalmente, el día que vayamos a servirlo lo coceremos al vapor durante unas dos horas. Es costumbre en Inglaterra rociarlo con alcohol en su superficie, justo en el momento de empezar a degustarlo, y prenderle fuego durante uno o dos minutos (¡mucho cuidado con este paso!; debe ser una llama pequeña). Como acompañamiento, podemos utilizar salsa de nuez moscada o nata montada.

- patrocinador -