Si te gusta el tres en raya, seguro que te encantará esta versión al más puro estilo navideño. Para las próximas fiestas puedes ir pensando en hacer esto, junto a tus hijos. Una idea genial para jugar en familia y que los más pequeños de la casa se diviertan tanto como los grandes.

juego

Necesitarás tomarte tu tiempo, pero de aquí a Navidades tenemos más que suficiente jajajaja. La base del juego se hace con palitos de helado, así que aprovecha el verano y no tires los palitos, procura guardarlos bien y luego solo tendrás que pintarlo del colo r que quieras, en este caso morados. Pégalos entre sí, puedes hacerlo con un poco de cola y si lo prefieres, ponle una base de fieltro para que no se desarme la estructura.

Sobre los palos de madera pegamos dos serpenteantes bandas horizontales y otras dos verticales, en este caso rosas. Puedes hacer estas bandas bien de fieltro o bien de cartulina, solo tienes que trazarlas y luego recortarlas.

Ya sabéis que las fichas se dividen en dos bandos, en este caso los huevos de pascua y los conejos actuando como las contrarias. Tanto para los huevos, como para el conejo haz una única forma de cartón, traza las orejas y la cara y para el huevo la forma. Luego recorta y con este molde, realiza las demás fichas que puedes hacer en cartulina.

Los conejos blancos hay que dibujarles el rostro, esto lo puedes hacer con rotuladores de colores. Pinta la boca, los bigotes y esos simpáticos ojitos, da tono a las orejas y listo. Para los huevos es mucho más fácil, tan solo tienes que elegir algunos abalorios como lentejuelas y pegarlas a las formas. En este caso hay huevos de dos colores distintos. Como ves es muy fácil de hacer y puedes realizarlo con tus hijos.

foto: orientaltradingcompany