Villancico: Las posadas

- patrocinador -

El villancico de “Las posadas” canta la noche en la que José y María andan buscando una posada para que María de a luz al niño Jesús, y se encuentran con que muchos posaderos no les dan abrigo, hasta que uno los acoje en un humilde portal.

En nombre del cielo
os pido posada,
pues no puede andar
mi esposa amada.
Aquí no es mesón
sigan adelante,
yo no puedo abrir
no sea algún tunante.

No seas inhumano,
tenernos caridad,
que el Dios de los cielos
te lo premiará.

Ya se pueden ir
y no molestar.
Porque si me enfado
los voy a apalear.

Mi esposa es María
es Reina del Cielo
y madre va a ser
del niño divino.

- patrocinador -

¿Eres tu José?
¿Tu esposa es María?
Entren, peregrinos
No los conocía.

- patrocinador -