La Navidad es una de las épocas más especiales y felices del año. Es el momento de los reencuentros y las celebraciones, de las comidas en familia y los cafés con amigos.

Se trata de unas fechas en las que se abren las despensas, las bodegas y los frigoríficos para sacar de ellos los mejores productos gourmet para agasajar a los invitados. Algunos de estos productos los puedes adquirir en e-commerces gourmet y comprar online todo aquello que se ha deseado probar a lo largo del año: ese vino especial, los dulces más exclusivos, aquel jamón que nos recomendaron. Yo, particularmente, hay cosas que prefiero elegirlas en negocios físicos.

10 productos gourmet que se pueden servir en Navidad 3

¿Cuáles son los 10 productos gourmet más consumidos y que se pueden servir en Navidad? ¿Cuál es ese bocado que no se debe dejar de probar año tras año? ¿Qué ingrediente de lujo se debe integrar en la comida de Año Nuevo? Todas estas preguntas son las que habitualmente se hacen en cada casa en fechas próximas a Navidad.

Diez productos únicos para Navidad

Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y la Noche de Reyes son los momentos idóneos para sacar la artillería culinaria y sorprender a los comensales. Y no hay que pensar por ello en grandes gastos y desembolsos al alcance de muy pocos. Gracias a la posibilidad de comprar online todo está al nivel de todos los bolsillos.

Jamón Ibérico

El rey de los reyes de la Navidad. Pocas familias pasan las fechas más especiales del año sin una pata de cerdo curada dispuesta para el corte en la cocina. Y es que no hay nada más tradicional y propio de las navidades que el jamón de corte. Más todavía si es ibérico.

Porque las características de sabor del jamón ibérico son muy concretas y determinadas: su infiltración de grasa convierte a este tipo de piezas en un bocado gourmet absolutamente único y deseado.

Hoy en día el jamón ibérico se prepara en las tiendas para que en casa se pueda cortar cómodamente en el jamonero y aprovechar hasta el último gramo de músculo de la pieza.

Quien prueba el ibérico de bellota se da cuenta de la gran diferencia de sabor y textura que hay respecto a otro tipo de jamones por un poco más de precio y, casi con toda seguridad, lo convertirá en su opción definitiva en sucesivas fiestas de fin y principio de año.

Champagne

¿Qué decir del champagne? Este espumoso de origen francés se ha convertido en la bebida ideal para el momento del brindis cuando acaban de sonar las doce campanadas que anuncian el inicio de un nuevo año.

Pocas cosas hay tan elegantes como una buena copa de champagne, con ese ligero color dorado y las burbujitas tratando de escapar hacia la superficie. Además, el champagne permite cumplir con la tradición de brindar con el anillo de oro en la copa.

Existen muchos matices dentro de la amplia gama de champagnes disponibles en el mercado en la actualidad. Solo en el ensayo/error se puede llegar a obtener un número reducido de marcas y tipos de champagnes gourmet ideales para cada persona.

Embutidos ibéricos

Si hablamos del jamón ibérico como una de las mejores opciones para seducir el paladar de los comensales en Navidad, los embutidos que salen de los mismos cerdos no solo están a la misma altura, sino que se convierten en un complemento perfecto para un aperitivo muy «de la tierra».

Opciones como la caña de lomo, el tocino, el salchichón o el chorizo ibérico son «la crème de la crème de la charcutería gourmet.

Mariscos

¿Qué sería de una Navidad sin ese momento estelar de tomar una gamba y chupar su cabeza? ¿O sin romper las patas de un buen centollo? ¿Cangrejos? ¿Langostas? En las largas cenas de los festivos de fin de año, el marisco siempre tiene un lugar de protagonismo absoluto.

Eso sí, en este sentido, siempre conviene apostar por productos de verdadera calidad, frescos y comprados en espacios de confianza. Como en esta época los precios suben y pueden llegar a ser abusivos, una opción es comprar online un buen lote en pescaderías que sirven a domicilio.

También te puede interesar:
Hark! The Herald angels sing

De esta manera se puede asegurar que el producto llegue a casa cómodamente y sin ningún inconveniente, al precio marcado en el momento de la compra.

Quesos

Otro absoluto must de los primeros platos fríos en cualquier mesa navideña. El queso es prácticamente un universo aparte: no se puede hablar de queso, en general, sino de distintos tipos de quesos que sin ningún tipo de dudas pueden convertirse en motivo de conversación.

Generalmente se dividen por nacionalidades. Así, los más destacados son los quesos holandeses, franceses y españoles. De los primeros destaca el Gouda, con alto contenido graso. En Francia son los quesos azules y el brie los que se llevan el más alto número de ventas. De los quesos nacionales, la apuesta suele ser centrada en los quesos manchegos.

Además, la Navidad es un buen momento para probar nuevos sabores: no hay que olvidar geografías como las italianas, con su provolone, el feta griego o incluso quesos chinos como el chhurpi, una verdadera delicia a base de leche de yak que dejará asombrados a todos los comensales.

Dulces

Las comidas de estas fechas son profusas, largas, indigestas… Y pese a ello, muy poca gente se levanta de la mesa sin un dulce típico de la época.

En Navidad triunfan los turrones, los almendrados, los polvorones y otros dulces especiales como el roscón de reyes. ¿Quién puede resistirse a alguno de ellos?

La cuestión es que, con el paso de los años, las familias se dan cuenta de que hay que ir aportando nuevos sabores para destacar y llamar la atención de los invitados a la mesa.

En el caso de los turrones es fácil: hay una serie de fabricantes gourmet que lanzan al mercado nuevos sabores y texturas. Uno muy destacado es el turrón de chocolate blanco con limón, aunque en los últimos se han incrementado las ventas de otros sabores como la crema catalana, el cappuccino, los arándanos con fresa, el pistacho o la mandarina.

Vinos

Toca hablar del elefante en la habitación. Y es que el vino es una de las grandes preocupaciones de todo encuentro navideño. ¿Lo tiene que servir el anfitrión o es cosa de los invitados llevarlo?

Aquí el protocolo es variado y cada casa es un mundo, pero nosotros tenemos un consejo: es el anfitrión quien debe servirlo, puesto que así se puede controlar mucho mejor la temperatura y servirlo en su punto ideal.

Se aconseja que los invitados aporten un vino dulce para el postre o un cava o champagne, de manera que estos sí puedan coger la temperatura adecuada durante la cena y ser servidos en su punto exacto.

Pero toca volver a los vinos: ¿qué tipo de vinos? ¿Existen los vinos gourmet? ¿Merece la pena gastar mucho dinero en una botella para apenas seis copas? La respuesta es sí: sobre todo si se hace una buena elección.

Porque no hace falta hacer una gran inversión para hacer disfrutar a los presentes en el salón. En la actualidad hay una gran cantidad de pequeñas bodegas o pagos que lanzan al mercado vinos gourmet deliciosos por un precio muy asequible.

Lo habitual para no quedarse cortos es dispone de una botella para cada dos comensales. Además, es habitual servir dos vinos distintos: un blanco o un tinto claro para los entrantes y un tinto con más personalidad para la parte del plato central, siempre que sea una carne.

En cuanto a denominaciones de origen, un buen comensal gourmet huirá de clásicos como el Ribera del Duero o el Verdejo. Comprar online permite precisamente eso: apostar por otros territorios donde se cultiva la uva con igual rigor y que produce caldos totalmente recomendables.

Conservas

Regresamos a la parte del aperitivo para pensar en las conservas. Generalmente denostadas por ser «comida fácil» y con poco interés culinario, hay que agradecer que los grandes chefs del momento, desde hace unos años, han trabajo por sacar lustre a este complemento y a ponerlo en primera línea de batalla.

Siempre que se busquen conservas gourmet, el éxito está garantizado. Y es que son cada vez más las empresas que dentro de sus líneas de producción dedican una parte a las conservas.

También te puede interesar:
Esferas navideñas hechas en casa

Así, se pueden degustar exquisitos mejillones en su salsa, navajas, pimientos de piquillo e incluso apuestas más arriesgadas como carnes confitadas o difíciles de cocinar como codornices escabechadas o capones con trufa.

Caviar

Uno de los reyes de la corona de la cocina internacional y algo que hay que probar, al menos una vez en la vida. El caviar es el producto gourmet entre los productos gourmet, el más destacado y buscado por aquellos que quieren acercarse a un bocado clásico en las mesas más exquisitas del mundo.

El caviar tiene un precio elevado, así que puede convertirse en el primer bocado de una cena bien elaborada. Puede servirse en una cucharilla con muy poca cantidad para poder disfrutar de todos sus matices. Además, se recomienda no masticar, sino dejar que se deshaga en la boca.

El caviar siempre debe estar frío y, si se desea, también se puede tomar sobre pan fino y con un poco de mantequilla, siempre cuidando que no se neutralice el sabor del producto principal.

Digestivos

Cuidándolo siempre de que no se convierta en un exceso, el uso de licores digestivos para el final de las comidas navideñas es otro clásico que se ha reconvertido gracias a los productos gourmet.

Licores de hierbas, cremas de orujo o de cualquier otro sabor, son pequeños tragos dulces que se suelen servir fríos y vasos de chupito para tomarlos de una sola vez o muy poco a poco, al gusto del comensal.

Suelen servirse a la hora de los dulces, incluso después de los cafés, si es que sirven. También se ponen después del champagne o cualquier otro vino dulce o espumoso que se sirva con el postre o la parte más azucarada de la comida.

Es, por dejarlo claro, el real broche final de la comida de navidad. Hay sabores para todos los gustos y gracias a la posibilidad de comprar online cualquier familia se puede hacer con un buen catálogo de digestivos para ofrecer a sus invitados.

Otros consejos sobre los encuentros navideños

Cualquier persona que haya organizado un encuentro navideño en su hogar sabe la tensión y los nervios que esto produce: que esté todo perfecto, que ningún plato falle, que todos lo pasen bien…

Esto puede desembocar en que no se disfrute de lo que se sirve a la mesa y de todos los productos gourmet que se han adquirido para tan importante fecha.

Por eso, el consejo más importante de los encuentros navideños es que lo principal es disfrutar, pasarlo bien, celebrar con la familia y los amigos. Los productos gourmet que se pueden comprar online son tan solo un complemento más, que no servirán de nada si no se está disfrutando.

Permítete el lujo de improvisar, de equivocarte y tomártelo a broma. Comprobarás que todos los invitados a la mesa estarán en esa misma sintonía y el encuentro se convertirá en un acto para recordar.

¿Protocolo? Desde luego, pero sin excesos

Toda comida o cena de esta categoría exige algo de protocolo: una preparación previa, una disposición en el espacio, unos tiempos, fases y ritmos. Pero eso no puede convertirse en una norma inamovible.

Hay que dejar espacio a la improvisación, a los inconvenientes que puedan surgir, a cualquier otro elemento distorsionador que, de no tomar a broma, puede cargarse la velada.

Por tanto, hay que tener unas normas, un orden y un control, pero también estar dispuestos a romperlos cuando las condiciones así lo demanden.

Innovar cada año

Otro consejo ideal para el éxito de los encuentros navideños es el de innovar cada año. Tanto en los platos como en la disposición de las mesas o cualquier otra cosa. Esto hará que los invitados no entren en la rutina y la monotonía y siempre quieran acudir, lo que elevará su buen humor y contribuirá, a la vez, a mejorar la propia velada. Todo son ventajas.

Con la posibilidad de comprar online productos gourmet para ofrecer sabores nuevos y exquisitos y todos estos consejos, las citas familiares de las fechas más importantes del año serán todo un éxito digno de recordar.