Alimentos que recuperan la salud de tu hígado tras la Navidad

frutas y verduras recuperar higado

Como sabes, la Navidad es la época en la que la salud no nos importa demasiado como sí el disfrutar con familia y amigos. Bebemos más, comemos más y eso, a la larga, nos pesa en el cuerpo. No solo en kilos de más, sino que nuestros órganos sufren. Uno de los que más es el hígado.

Por eso, ahora que las fiestas han llegado a su fin, conviene moderarse más en cuanto a la alimentación y aportar algunos alimentos que son buenos para recuperar la salud de estos órganos, como es el hígado. Pero, ¿sabes cuáles son los mejores?

Alimentos que te ayudan a mejorar tu hígado

El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo. Aunque en la mayoría de los casos no le prestamos atención. Por él pasan las grasas, el alcohol… y si te has pasado esta Navidad con ellas es posible que, en el mejor de los casos, te encuentres con que tienes hígado graso. Pero, en el peor, que te generes una enfermedad muy grave.

Por eso, para recuperarlo, llevar una buena alimentación es uno de los principales pasos, ya que si prestas atención a tu salud conseguirás recuperar tu hígado. ¿Y cómo? Pues con los alimentos que más pueden ayudarle por aportar sales minerales, fibra, vitaminas y agua. Pero, además, porque los alimentos de los que te vamos a hablar son muy digestibles, lo que hará que no tenga que trabajar demasiado y ayudará a que se recupere antes.

En otras palabras, hablamos de hacer una desintoxicación del cuerpo, no solo para bajar de peso, sino porque así vas a lograr limpiar todos los órganos de los excesos navideños.

También te puede interesar:
Menú vegetariano para Navidad

¿Y qué podemos tomar? Pues:

Verduras

verduras recuperar higado
Alimentos que recuperan la salud de tu hígado tras la Navidad 5

Las verduras son uno de los primeros alimentos que has de incluir en tu dieta diaria. Eso sí, no todas las verduras van a actuar bien para el hígado, habrá algunas que sí y otras que no.

En general, las que tienes que tomar son: alcachofas, berros, puerros, brócoli, zanahorias, cebolla, espinacas, coliflor, coles de bruselas, lechuga (esta depende, nunca por la noche y tampoco deberías si te sienta mal o hace que te sientas pesado).

Como hay tantas, siempre puedes considerar tomar una al día, así no te cansas y tienes más variedad para hacer recetas diferentes que animen tu plato.

Frutas

Otro de los alimentos imprescindibles son las frutas. En concreto, manzana, aguacate, plátano, pera, arándanos, papaya, mandarina… Son de lo mejor para desinflamar el hígado y para mejorar su estado.

Las frutas, como ocurre con las verduras, están llenas de vitaminas y minerales pero en este caso estas que elegimos también tienen mucha agua, o lo que es lo mismo, son diuréticas. Eso quiere decir que te ayudarán a limpiar todo el organismo, filtrando por los riñones, y haciendo que elimines líquido y, con ello, todo lo malo que pudiera haberse quedado en tu cuerpo.

Cereales

Los cereales, sobre todo los de fibra, son de lo mejor para el hígado. La fibra hará que vayas más al baño, y con ello que limpies el organismo de los desechos que pudieran haberse acumulado. Pero es que además son ricos en vitaminas, en hierro… y teniendo en cuenta que estas semanas navideñas te habrás pasado comiendo y bebiendo, es posible que tengas un problema con los valores habituales de hierro, potasio, magnesio, vitaminas, etc.

¿Y cuáles son los mejores? Pues escoge siempre los integrales, la avena y aquellos que no lleven azúcares añadidos. Sí, es posible que sepan peor, o que no te gusten, pero tienes que recuperar tu hígado, no lo olvides.

También te puede interesar:
Recetas de Navidad para los más pequeños de la casa

Carne

alimentos recuperar higado
Alimentos que recuperan la salud de tu hígado tras la Navidad 6

Y hablando de comida… ¿crees que para limpiarte de los excesos de la Navidad no vas a poder comer de nada? Pues no es así, comerás tanto carne como pescado (algo que veremos a continuación) solo que, en este caso, en lugar de esos chuletones que te has zampado, de esa carne roja que ahora la recuerdas y se te hace la boca agua, va a ser carne blanca.

Pollo, pavo, o incluso cerdo, son las que deberías consumir. ¿Por qué? Pues porque son más digestivas, porque tienen menos grasa y porque ayudarán a limpiar todo tu cuerpo sin que tú pases hambre.

Pescado

Por último, tenemos el pescado, que también debe estar presente 3-4 veces a la semana. Tienes que optar por pescados blancos, como el pez espada, lenguados, meros, lubinas, doradas… que están deliciosos en diferentes recetas y que te darán omega3, vitaminas, proteínas y, sobre todo, una ayuda extra para que tus órganos (no solo el hígado sino el estómago, bazo, riñones, etc.) se recuperen del «tute» que les hayas metido.

Conviene que te hagas un análisis ahora que han acabado las fiestas y otro dentro de un mes de haber cambiado tu estilo de vida para ver si los valores se han normalizado y si todo está correcto ya que, si no es así, quizá debas visitar a un especialista por si tiene que hacerte alguna prueba para valorar el estado de salud de tus órganos, en especial el hígado.

Ir arriba