Hoy os propongo la idea de realizar un árbol de Navidad flotante, una ilusión óptica que sorprenderá a todos tus invitados. Realmente queda precioso, el color de las bolas dependerá de ti ya que puedes cambiarlo o bien introducir varios colores. Sinceramente pienso que lo ideal es escoger un único color, así la forma no se perderá.

arbol de navidad flotante

Este árbol de Navidad, que puede ser el gran protagonista de tus próximas Navidades 2015 no es tan complicado de hacer, pero hace falta mucha maña. Os dejo unas imágenes para que os hagáis una pequeña idea. como se ve cada bola está suspendida gracias a un hilo invisible, si lo observamos desde lejos. Este hilo se sujeta tanto a la esfera, como al enrejado que vemos arriba.

Con malla de gallinero, puedes crear una estructura donde enganchar los hilos de las esferas del árbol de Navidad flotante. Es imprescindible que no pierdas la referencia de que lo que vas a realizar es un cono gigante (o de las dimensiones que quieras) Simplificando la estructura es un triángulo con volumen, pues las bolas van puestas en círculos.

El truco está en medir los hilos, los más altos en la cúspide digamos, van con hilos más cortos... mientras que va bajando el árbol los vamos cortando más largos. Procura comenzar por arriba, poniendo una única bola y luego ir bajando poco a poco… ayúdate de una escalera.

Si utilizas un único color será más difícil que pierdas la referencia, pero lo que si se puede hacer es colocar esferas del mismo color pero en diferentes texturas o tonalidades… así dará un aspecto más festivo. Es una idea bastante original que quedará preciosa en el salón o allí donde quieras ubicar tu próximo árbol de Navidad 2015 Sencilla idea, pero tiene su tiempo… aunque el resultado ya lo vemos, precioso ¿Qué os parece?

foto: design