chirstollen

Existen muchas importantes tradiciones dentro de la celebración de la navidad, de cada país del mundo. Ya sea en la forma de decorar que en los platos que se sirven en la mesa navideña o los deliciosos postres que cada cultura tiene para agasajar en los días del adviento.  En Alemania en donde la gastronomía es de fama internacional, abundan los deliciosos postres y los panes de Alemania son variados y de rico sabor, algunas recetas datan de siglos atrás y no han cambiado en la forma de elaboración e ingredientes en mucho tiempo.

Una de esas tradiciones gastronómicas de la navidad alemana, es el pan conocido como Christollen, el que se dice data nada menos que del 1329 cuando por primera vez se documentó, por lo que puede ser que existiera en la tradición alemana mucho tiempo atrás. Fue un pan ligero adecuado para los días de ayuno del adviento y que fue regalado a un obispo de la villa de Saale.  El que también cuenta la historia fue modificado gracias a la intervención de un Papa, Inocencio VIII, quien autorizo que le agregaran mantequilla, en una época en que la mantequilla estaba excluida en las costumbres de la época en la iglesia.

Hoy siglos después se sigue disfrutando el rico christollen tradición navideña de Alemania, con el paso del tiempo con más ingredientes, pero siempre con un rico sabor y destinado a ser un alimento para el ayuno, aún cuando ahora hay que decirlo no se ayune más en la época.  Hoy se produce en diferentes maneras en Alemania y siempre cubierto de harina, recordando lo que inspira su nombre, un niño envuelto en pañales, clara alusión al nacimiento del niño Jesús que se celebra en la época y que le da un valor dentro de las celebraciones de navidad de Alemania al Christollen.