No queda apenas nada para que llegue la Navidad y, con ella, los esperados Reyes Magos. Seguro que tanto los más pequeños de la casa como los más mayores están deseando abrir sus regalos este año. Para darle un toque original, nada mejor que disfrazarse de rey Baltasar y entregar los presentes de forma personal. Aquí podrás descubrir cómo hacerlo.

Cómo hacer un disfraz de rey mago Baltasar

Querido y esperado por muchos, el rey Baltasar llama la atención por sus ropas exóticas y sus curiosos complementos. Esto hace que sea el preferido de muchos niños y, por qué no, también de los adultos.

Para conseguir un buen disfraz, lo primero que debemos hacer es fijarnos en los materiales. Seguro que podemos reutilizar algunos de otros disfraces o de otros años. Los elementos principales son los siguientes:

  1. Cera para la cara marrón
  2. Una túnica
  3. Zapatos en punta y guantes
  4. Dos telas para las capas
  5. Tela para el turbante
  6. Accesorios como una pluma

Pinta tu cara por completo

Lo primero que debemos hacer para parecernos al rey Baltasar es pintarnos la cara de marrón oscuro. De entre los tres Reyes Magos, este destaca por su característico tono de piel, por lo que debemos reflejarlo al detalle. Basta con una cera marrón que podemos reutilizar de cualquier otro disfraz.

También te puede interesar:
Los Reyes Magos en el mundo

Vístete como un rey

Para vestirse como un rey podemos ponernos una camisa y pantalón normal. Encima colocaremos una tela de algún color brillante a modo de túnica que cubra por completo nuestra ropa. Además, llaman la atención las capas, que también podemos hacer con telas de otros disfraces o que tengamos por casa. Una más larga que nos llegue hasta los pies y otra corta que tan solo cubra nuestros hombros por encima.

Complementos que no deben faltar

Algunos de los complementos que no pueden faltar son un par de zapatos acabados en punta y unos guantes blancos. Si los zapatos no los tenemos, podemos hacer las puntas con un material reciclado, como cartón, y ponerlas por encima de nuestros zapatos normales. Los guantes pueden ser de cualquier tipo, aunque lo ideal es que sean blancos para parecer un auténtico rey Baltasar.

El turbante, accesorio principal

Para disfrazarse de rey Baltasar debemos realizar un turbante, ya que es su elemento más característico. Para ello, podremos reutilizar un trozo de la tela de la capa. Tan solo debemos darle un par de vueltas alrededor de nuestra cabeza y fijar bien con un nudo.

Elementos que no pueden faltar

Para conseguir un disfraz mucho más logrado, podemos hacernos con una pluma, la cual colocaremos en uno de los bordes del turbante, aportando ese aire exótico que lo caracteriza. Si lo deseas, también puedes colocar en el frente, sujetándola, una piedra preciosa bien brillante.

Como ves, disfrazarse de los Reyes Magos y, en concreto, de rey Baltasar, con elementos que tengamos por casa es bastante sencillo. Tan solo tres telas y algunos complementos que podemos encontrar de forma fácil o incluso de otros disfraces son los elementos necesarios para destacar esta Navidad 2020.