Si eres de los que no sabe vivir sin tecnología y vas a adquirir tus regalos navideños desde tu móvil, hoy te traigo un par de consejos que deberías tener en cuenta antes de hacerlo.

En primer lugar usa una conexión fiable: y es que las redes de wifi son muy fáciles de hackear, por lo que es recomendable que uses una conexión de la que estés completamente seguro o que mejor uses los datos del móvil, es una faena, lo sé, pero prefiero que se me acaben los datos antes de que me dejen a 0 la cuenta del banco, ¿tú no?

Ojo con los datos personales: Pedirte el número de tarjeta es algo normal. Que te manden un mail o un sms para que confirmes que eres tú, también vale. Ahora, si te piden tu fecha de nacimiento o algo así, desconfía, ya que ese tipo de datos son los típicos que te preguntan cuando quieren comprobar tu autenticidad cuando has perdido la contraseña de algo. Si te piden eso, abandona inmediatamente la página, pues seguro que usarán esos datos para suplantar tu identidad.

App

Observa y compara: Lo bueno que tiene internet es que permiten que la gente opine y pueda avisar a otros usuarios, por lo que si no estás seguro de la fiabilidad de una aplicación, busca la opinión de otros usuarios en la red a través de foros, por ejemplo.

No te fíes de la publicidad: Y lo dice alguien que estudia publicidad. Seguro que te llegarán miles de cadenas por mail o whatsapp sobre descuentos o cosas así, desconfía siempre de ellas y si no estás seguro, no te la juegues.

La importancia de un buen antivirus: Es recomendable que lo primero que hagas al adquirir un móvil o una tablet sea instalar un buen antivirus que proteja tus datos, ninguna media de prevención es poca. Yo de momento tengo el antivirus Avast en todos mis dispositivos y no tengo queja.

Controla tu cuenta: Si es posible ten una cuenta bancaria aparte solo para hacer compras por internet, así solo ingresas el dinero justo y no tienes que estar controlando constantemente los movimientos de tu tarjeta.

Por último, fíjate en la letra pequeña: y es que tienes que tener cuidado en la letra pequeña, pero no solo cuando compres por internet o por el móvil, sino cada vez que compres cualquier cosa.

¿Qué te ha parecido? ¿Eres de los que compra por internet con regularidad?

Fuente: Applicantes