Cuento de Navidad

- patrocinador -

Buenos días a todos, hoy os dejo este estupendo cuento de Navidad. Ya sabéis que me encantan y me gusta compartir con vosotros todos aquellos que nos enseñan algo.

feliz

Si a ti también te gustan los cuentos de Navidad, aquí os dejo este título:

Bienes Invisibles

Tomás es un chico de siete años que vive con su mamá, una pobre costurera, en su solo cuarto, en una pequeña ciudad del norte de Escocia. La víspera de Navidad, en su cama, el chico espera, ansioso, la venida de Papá Noel. Según la costumbre de su país, ha colocado en la chimenea una gran media de lana, esperando encontrarla, a la mañana siguiente, llena de regalos.

- patrocinador -

Pero su mamá sabe que no habrá regalos de Navidad para Tomás por su falta de dinero. Para evitar su desilusión, le explica que hay bienes visibles, que se compran con dinero, y bienes invisibles, que no se compran, ni se venden, ni se ven, pero que lo hacen a uno muy feliz: como el cariño de la mamá, por ejemplo.

Al día siguiente, Tomás despierta, corre a la chimenea y ve su media vacía. La recoge con emoción y alegría y se la muestra su mamá: “¡Está llena de bienes invisibles!”, le dice, y se le ve feliz.

Por la tarde va Tomás al salón parroquial donde se reúnen los chicos, cada cual mostrando orgulloso su regalo. “¿Y a ti, Tomás, qué te ha traído Papá Noel?”, le preguntan.

Tomás muestra feliz su media vacía: “¡A mí me ha traído bienes invisibles!”, contesta. Los chicos se ríen de él. Entre ellos Federico un niño consentido quien tiene el mejor regalo pero no es feliz. Por envidia sus compañeros le hacen burla porque su lindo auto a pedal no tiene marcha atrás, y enfurecido destruye el valioso juguete.

El papá de Federico se aflige, y se pregunta como podría darle gusto a su hijo. En eso ve a Tomás sentado en un rincón, feliz con su media vacía. Le pregunta: “¿Que te ha traído Papá Noel?”

“A mí bienes invisibles”, contesta Tomás ante la sorpresa del papá de Federico, y le explica que no se ven, ni se compran, ni se venden, como el cariño de una mamá.

El papá de Federico comprendió. Los muchos regalos visibles y vistosos no habían logrado la felicidad de su hijo. Tomás había descubierto, gracias a su mamá, el camino a la felicidad.

Bernardino Piñera Carvallo

foto: imgion

- patrocinador -
  • Cuento de Navidad http://t.co/2MqFK1TESr #CuentosNavideños

  • #Cuento de Navidad http://t.co/v9NZngZeI4 #CuentosDeNavidad #Relatos

  • #Cuento de Navidad http://t.co/B069q7jxcT #CuentosDeNavidad #Relatos

  • #Cuento de Navidad http://t.co/4H4FAXiKd5 #CuentosDeNavidad #Relatos

  • es Navidad : Cuento de Navidad http://t.co/z4f4zIxosP

  • gloria silva Medina

    Esta pagina es muy agradable para mi ,me gusta mucho la navidad y quisiera compartir con ustedes un dulce cuento que mi abuela me contaba en mi niñez. Hace muchos años cuando la virgen María dio a luz, todos los animalitos se pasaron la voz y fueron a visitar al niño llevándole su mas preciada posesión las ovejitas le llevaron lana y el gallo dijo yo le llevare mi canto yo le llevare mi leche fresquita y calentita dijo una cabrita y yo también dijo una vaquita para que la virgen haga requesón y queso y yo que le llevo dijo una cangurita yo no tengo nada ya se dijo le preparare una sopa muy caliente y se fue al rió junto las piedritas mas bonitas las lavo cuidadosamente y con hierbas del campo preparo una deliciosa sopa que la virgen María la probo con agrado y así todos los animalitos incluyendo a las abejas que le llevaban miel fueron a visitar al niño Dios todos menos el cerdo se lo paso hociqueando en el fango la mañana y la tarde a pesar que todos le decían vamos a belén que a nacido el hijo de Dios mas no hacia caso y seguía con la cabeza agachada enterrada en el lodo.Entonces la virgen María bendijo a todos los animalitos y en especial a la cangurita que le dijo parirás tus hijos sin dolor y al cerdo le dijo tu siempre estarás con la cabeza gacha,con el hocico en el fango y nunca levantaras tu cabeza para mirar el cielo.Y mi abuela me decía ya vez cuando has visto que un cerdo mire hacia el cielo nunca siempre esta hociqueando en la tierra.