La corona es un clásico y los cierto es que existe tanta variedad de coronas que la mayoría apostamos por ella a la hora de decorar nuestra puerta en Navidad. Sin embargo, hay que huye de convencionalismos y para ellos también hay opciones y otras alternativas.

Hoy te vamos a mostrar algunas alternativas a la clásica y archiconocida corona de Navidad:

Esta es sin duda una alternativa perfecta: original, sencilla, fácil de hacer y muy económica.
Las piñasson habituales en la decoración navideña. En este caso lo único que tienes que hacer es pintar dos piñas con spray plateado, unirlas por la parte superior y agregarle algunos elementos decorativos, en este caso son ramas y algunas hojas.

puerta con piñas

Esta otra alternativa es algo más colorida pero igual de original que la anterior.
Para decorar tu puerta de esta forma sólo necesitas un marco de fotos, una cinta y algunas bolas coloridas. Cuelga las bolas de la parte superior del cuadro y añade un lazo grande y llamativo. ¡Ya tienes listo el adorno para tu puerta!.
Un adorno, sin duda, diferente y especial.

 puerta con marco navideño

Y si tienes niños en casa o si simplemente te apetece registrar en la decoración de tu puerta tu lado más infantil puedes adoptar esta idea.
Se trata de realizar en madera algún motivo navideño y pintarlo. El resultado es este: un adorno con cierto aire infantilpero muy original. Además puedes apostar por cualquier dibujo: muñecos de nieve, papá Noel, árboles de Navidad, bolas de Navidad, etc

 adorno navideño

Y tú, ¿prefieres la clásica corona de Navidad o te atreves a decorar tu puerta con adornos diferentes?.