Luces navideñas, chucherías y muchos regalos. Parece mentira, pero la Navidad por fin ha llegado a nuestros días. El tiempo pasa rápidamente y sin habernos recuperado del fin del verano, la Navidad ha hecho acto de presencia. Durante esta etapa, las celebraciones están a la orden del día y es una excelente excusa para poder estrechar vínculos, vivir momentos únicos y divertidos. Uno de ellos, está relacionado con el hecho de poder hacer una fiesta de disfraces, puesto que a todo el mundo le encanta vestirse con ellos y hacerse fotos. Por ello, lo mejor es adquirir alguno de los disfraces de Navidad disponibles para poder hacer una fiesta única. ¿Quieres saber cómo vestirte de Papá Noel y así convertirte en el rey o reina de la fiesta? En este artículo te explicaremos cómo conseguirlo.

La importancia de contar con los accesorios navideños pertinentes

Los primeros días de la Navidad, traen consigo a un protagonista indiscutible: Papá Noel. Los niños se quedan ensimismados ante su llegada con renos y regalos a las 00:00 de la noche del día de Nochebuena. Por este motivo, disfrazarse de él supone todo un reclamo para mucha gente y se trata de un disfraz sencillo y vistoso.

En cuanto a la tipología de disfraces de Papá Noel o Mamá Noel, existe una destacada diversidad de ellos. Podemos encontrarlos con la parte superior entrecruzada, con pompones blancos que simulan los botones y con distintos cinturones tanto en tamaño como en grosor. Basta con escoger cuál es el mejor de todos, con el que más cómodo se estará y comprarlo.

Por otro lado, encontramos los accesorios del disfraz. Se trata de una parte fundamental de cualquier tipo de disfraz que se precie, pero conviene ser concretos a la hora de adquirirlos. Si hablamos de un disfraz de Papá Noel, lo primero que se nos viene a la cabeza es la frondosa barba blanca que porta. Así, lo mejor es escoger el tamaño que tendrá, así como la cantidad de “pelo” que contendrá. Asimismo, no te olvides de su característico gorro.

También te puede interesar:
Broches y adornos en el Baúl de Piluca

Por otro lado, el saco de regalos también es importante. Lo mejor es que sea de color rojo, pero hay personas que también escogen otros colores como blanco o verde. Sin duda, lo mejor es introducir en su interior cajas vacías simulando los regalos para que no pese demasiado. Otro accesorio que no puede faltar son las gafas de vista redondas. No es necesario acudir a ninguna óptica, sino que basta con que sean de pasta fina y de metal. En cuanto al calzado, dado que Papá Noel viene de tierras lejanas y frías, lo mejor es incluir en el disfraz unas botas negras.

¿Quién no recuerda a Papá Noel con golosinas? No te olvides de comprar algunas de ellas para llevarlas contigo y sorprender a tus amigos y familiares con ellas. Sin duda, poner un toque dulce nunca falla. Por último, siempre puedes apostar por otros complementos como campanillas o guantes.

De esta manera, podrás disfrutar de un evento de disfraces único, donde la compañía es un aspecto fundamental en ella. Adquiere hoy mismo tu disfraz para tenerlo listo durante los días grandes de la Navidad y vive estas fiestas con alegría, diversión y felicidad.