Internet no es un espacio seguro. Nuestros datos personales, laborales o bancarios corren el riesgo de ser robados si damos un paso en falso, así que se hace necesario que tomemos toda una serie de medidas de precaución a la hora de navegar por la red, y especialmente a la hora de hacer compras online. Estas son algunas de las señales de peligro que pueden indicarte que la tienda en línea donde estás a punto de hacer una compra es, en realidad, una estafa:

1. Su certificado SSL no es válido

Reconocerás fácilmente el certificado SSL de cualquier web si te fijas en el símbolo del candado que encontrarás a la izquierda de su URL en la barra de direcciones de tu navegador. El certificado SSL de una web te indica si cuenta con un nivel adecuado de encriptación o si carece de él. Una web que no esté encriptada será vulnerable y podría filtrar fácilmente tus datos bancarios a terceros, lo que te causaría graves pérdidas. Para mayor seguridad, es recomendable que encriptes tu propia conexión usando una VPN, que es una red privada que además te permitirá ocultar tu dirección IP, lo que te dará una seguridad todavía mayor. Aquí puede encontrar más información: https://nordvpn.com/es/what-is-a-vpn/

2. Sus descuentos son extraordinariamente altos

Cada vez es más frecuente encontrar tiendas online completamente desconocidas que ofrecen productos de marca a precios inusualmente bajos. Los expertos advierten que, si una tienda online ofrece descuentos de más de un 55%, conviene estar muy alerta porque hay muchas posibilidades de que se trate de una estafa. Es importante recordar que todas las tiendas necesitan obtener un beneficio y, si la mercancía que ofrecen está demasiado barata, es muy probable que se trate de una estafa o de mercancía robada.

También te puede interesar:
Servidores dedicados Ikoula para todo tipo de proyectos

3. Sus opciones de contacto son limitadas o de bajo coste

Una tienda online legítima dispondrá de diversas vías para ponerte en contacto con su servicio de atención al cliente. Sin embargo, los estafadores en la red evitan facilitar esas vías de comunicación, de manera que sus ‘tiendas’ solo dispondrán de un simple formulario o un correo electrónico. Es importante que prestes especial atención si el correo electrónico no es corporativo, sino genérico: las tiendas online con un correo terminado en @gmail.com o @yahoo.com acostumbran a ser bastante sospechosas.

4. Su dominio tiene una extensión inusual

La mayor parte de las tiendas online legítimas utilizan dominios muy comunes como .com, .net, .es o .mx, por nombrar algunos. Aunque existen tiendas ilegítimas que también usan estos dominios, hay muchas otras que eligen dominios especiales para aprovechar su ubicación en determinados paraísos fiscales o para tratar de hacerse pasar por tiendas legítimas. Las webs con dominios como .email, .cf, .recipes, .zip, .work, .gq o .link suelen ser estafas o webs maliciosas en un porcentaje muy alto de los casos. Si la tienda online que estás visitando usa uno de estos dominios, ¡evítala a toda costa!

5. Su dominio tiene erratas

Si quieres comprar en Amazon, la dirección web que aparezca en tu navegador debería decir Amazon, no Ammazon ni Amazzon. Aliexpress es Aliexpress, no Alliexpress ni Aliexpres. Este tipo de erratas pueden pasar desapercibidas fácilmente, pero son indicadores claros de que la página web que estás visitando es, sin ninguna duda, una web de phishing. Se trata de webs que imitan a la perfección el diseño de una web reconocida para hacerse pasar por ellas y aprovechar la confianza de sus clientes para robar los datos de su tarjeta de crédito. ¡No caigas en esta trampa!

También te puede interesar:
Necesito un manitas en casa. ¿Lo cubre mi seguro?

6. Su diseño es pobre y/o tiene faltas de ortografía

Para cualquier comercio digital, la presentación de su página web es fundamental de cara a garantizar el éxito de sus ventas. Una web con un diseño pobre o con faltas de ortografía en sus textos no puede ser rentable porque ahuyentará a una gran parte de sus clientes potenciales. Si estás en una tienda digital con unos precios excelentes pero un diseño desastroso, deberías estar muy alerta: seguramente se trata de una estafa.

7. Aceptan muy pocos sistemas de pago, o los que aceptan son inusuales

Para evitar que las autoridades puedan llegar hasta ellos, en ocasiones los estafadores usarán sistemas de pago inusuales o solo aceptarán formas de pago muy concretas. La mayoría de tiendas online aceptan casi cualquier tarjeta de débito o crédito, además de formas de pago digital como PayPal. Si una tienda solamente acepta pagos en BitCoin o mediante transferencia bancaria a una cuenta situada en un país con grandes exenciones fiscales, puedes tener claro que no es buena idea comprar en ella.