Ahora que vamos volviendo a la normalidad, después de estas fiestas que han sido de mucho comer, y tenemos a nuestro cuerpo saturado y maltrecho, es ahora cuando nos toca pagar todos los excesos que hemos hechos durante estos días. Según algunos dietistas, algunos sintomas de este malestar son dolores en diferentes partes del estómago y mucha dificultad para hacer bien la digestión.

Durante todas las comidas y cenas que hemos tenido estas fiestas, la mayor parte de la gente ha abusado de las grasas, dulces, alcohol, y esto conyeva que nuestro hígado acuse tanto desenfreno. Para poder solucionar esto, hace falta trabajar, y también cambiar nuestra dieta diaria, y una buena forma es la dieta mediterránea, con alimentos cocinados a la plancha, mucha fruta y verdura, ensaladas. Con esta dieta podemos llegar a perder peso de una forma rápida y saludable.

Durante las próximas semanas, debemos de evitar las grasas, y hacer que los menús sean suaves y equilibrados. Según los especialistas en dietética, es recomendable reducir el consumo de carne y alimentos ricos en hidratos de carbono, que afectan a órganos como el rinón y el corazón, haciendo que estemos mas cansados.

Tomandonos en serio estas indicaciones, en un par de semanas podremos notar esa sensación de malestar por todos esos alimentos consumidos esas fiestas