Las casas suelen sufrir desperfectos con el tiempo. Esto es algo que debes asumir cuanto antes. Grifos que gotean, puertas que no cierran bien, pequeñas humedades, juntas en el suelo que no son como deberían… Seguro que te suena de lo que estoy hablando. El caso es que no todo el mundo cuenta con los conocimientos, el tiempo y la suficiente maña como para hacerse cargo de este tipo de tareas. Es ahí donde entran en juego los llamados manitas.

Los manitas son profesionales que se encargan de arreglar todo tipo de pequeños desperfectos del hogar. Ningún campo se les resiste: albañilería, electricidad, fontanería, carpintería, pintura, bricolaje… Con los servicios de uno de estos manitas, podrás solucionar todos estos problemas en tu vivienda de un modo profesional, ahorrándote un montón de dolores de cabeza.

Lo mejor de todo esto es que la gran mayoría de seguros de hogar cuenta con el servicio de manitas incluido. Por lo que, si tienes tu vivienda asegurada, puedes afrontar todos estos problemillas con la ayuda de uno de estos profesionales. Y es que este tipo de seguros se caracterizan por brindar una cobertura total a la hora de proteger el hogar.

Necesito un manitas en casa. ¿Lo cubre mi seguro? 3

Además, el servicio de manitas no solo está para arreglar desperfectos de la casa, también sirve para pequeñas tareas y trabajillos de bricolaje que puedas ir necesitando. Es decir, los manitas que brindan los seguros de hogar pueden ayudarte a colocar unas cortinas o unas lámparas, a instalar unos interruptores o unos enchufes, e incluso los hay que te ayudan a montar un mueble. Algo que poca gente sabe y de lo que se puede sacar mucho partido. Más que nada, te ayudará a ahorrar algo de dinero y sobre todo, no perderás tanto tiempo en este tipo de tareas.

También te puede interesar:
Los consejos para ahorrar en productos en supermercados

Como he comentado antes, cada seguro es distinto. Así que, lo que te aconsejo es que te informes primero.

Llama a tu aseguradora del hogar y consulta si el servicio de manitas viene incluido, y sobre todo, qué es lo que incluye. Hay algunas que solo cubren reparaciones, otras ciertas reparaciones como pueden ser de electricidad y/o fontanería, otras reparaciones y pequeños trabajos… Ya te digo, rara es la aseguradora que no cuenta con este tipo de servicio, sobre todo ahora que están muy en boga, pero más vale que te asegures en este tema antes de que te adelantes y termines pagando la factura.

Si estás seguro de que tu seguro cubre el servicio de manitas, no lo pienses y utilízalo en cualquier desperfecto que pueda surgir en tu hogar. Pero no ya solo en tu hogar, si tienes asegurada tu residencia de vacaciones, tu segunda vivienda o el bloque de vecinos, también podrás hacer uso del servicio de un manitas en dichas residencias.

Espero haberte ayudado en esta cuestión que la mayoría suele desconocer. Ya sabes, normalmente, los servicios de manitas están incluidos por la mayoría de aseguradoras, pero lo ideal es siempre cerciorarse consultando a tu seguro de hogar.