Recetas de Navidad: torrijas

- patrocinador -

Las torrijas son un entrante delicioso y muy fácil de preparar, que cuenta con varios estilos diferentes. Aunque normalmente las comemos en Semana Santa y primavera, lo cierto es que también forman parte de los dulces y entrantes navideños. Hoy veremos algunas formas de prepararlas

Lo primero que debemos hacer es cortar el pan en rebanadas. Lo mejor es que se trate de pan del día anterior. A continuación debemos remojarlas en un cuenco con leche caliente y azúcar. Hemos de tener mucho cuidado de que no se empapen demasiado para que no lleguen a deshacerse.

Las rebanadas mojadas se dejan reposar durante una hora, aproximadamente, para que se escurra el líquido sobrante. Una vez transcurrido este tiempo, debemos batir dos huevos en otro cuenco y remojar en ellos de nuevo el pan.

Por último, freiremos las rebanadas y las serviremos con canela o azúcar por encima, como prefiramos. Ésta es la receta más clásica y sencilla. Existen otras variantes: por ejemplo, podemos remojarlas en vino dulce, en lugar de en leche, o incluso en café con leche. Para conseguir toques de limón o naranja en el resultado final, podemos rayar uno u otra en el huevo batido.

- patrocinador -

La receta procedente de Francia, también conocida como “tostada francesa”, es prácticamente igual, con la salvedad de que a la hora de freír las rebanadas debemos hacerlo con algo de mantequilla. También están las conocidas torrijas sevillanas, que deben mojarse al final en miel. Son sólo algunas de las muchas variantes existentes; podemos probar incluso con recetas propias, con las que conseguir un toque personal y original en nuestras comidas navideñas. Si tenéis alguna idea de vuestra propia cosecha, ¡no dudéis en compartirla con nosotros!

- patrocinador -