Las fiestas navideñas se caracterizan por las interminables comidas y cenas con las que celebramos las fiestas. Tras dos semanas de excesos es necesario tomar medidas para corregir sus consecuencias.

Hay que empezar a quemar calorías y depurar las toxinas para sentirnos en forma. A continuación te mostramos recomendaciones y recetas para después de Navidad para perder peso y dejar de sentirnos pesados e hinchados.

Recuperar hábitos saludables

Fuente: natural-homeremedies

Las recetas para después de Navidad deben acompañarse de unos hábitos saludables para poder eliminar las toxinas de los excesos navideños.

  • Debemos hacer al menos seis comidas diarias, dejando en torno a tres horas entre ellas.
  • Tras las comidas es recomendable hacer algo de ejercicio.
  • Debemos andar el menos una hora y media al día y beber un mínimo de 2 litros de agua. El agua evitará la retención de líquidos por el exceso de calorías y nos ayudará a eliminar las grasas.
Fuente: luz para el espiritu
  • Podemos complementar el agua con zumos de frutas naturales e infusiones, ambas sin azúcar.
  • Hay que cenar temprano y digerir la cena durante un par de horas antes de acostarnos.

Constancia sin prisas

Fuente: antena3

Además de las recetas para después de Navidad, hay que tener en cuenta que cada persona tiene un metabolismo propio. La pérdida de peso depende mucho de cada persona. La media que se considera razonable es de medio kilo a la semana. Si se pierde peso más rápidamente, es probable que se produzca el efecto rebote y se recuperen los kilos con la misma facilidad que se perdieron. Además si nos saltamos alguna comida, el cerebro hace que se ralentice el metabolismo. El cuerpo entra en modo ahorro de energía y evita la quema de calorías provocando el efecto contrario al deseado.

También te puede interesar:
Centro de mesa navideño con velas blancas

Frutas y verduras en las recetas para después de Navidad

Fuente: checkoutthehealthguide

Es fundamental seguir una dieta equilibrada que cubra todas las necesidades nutricionales del organismo. Por un lado, hay que reducir las raciones comiendo exclusivamente los alimentos necesarios .En las recetas para después de Navidad, deben prevalecer los alimentos frescos, como las frutas y las verduras. Estos son bajos en calorías y ricas en fibras de efecto saciante, en vitaminas, minerales y favorecen el tránsito intestinal. Hay que evitar los excesos de calorías presentes en las grasas, fritos, azúcares y la sal.

Carne blanca y pescado azul

Fuente: deporte saludable

Las recetas para después de Navidad deben sustituir la carne roja por la blanca del pavo o pollo y por pescado azul. Es necesario evitar los alimentos grasos como los quesos, las mayonesas y el beicon. Tampoco son recomendables el pan y los cereales siempre que no sean integrales. Prepara recetas suaves, como los caldos y las cremas de verduras, sin grasa, con poca sal, cocina a la plancha y al vapor.

Alimentos que nos ayudarán a depurar el organismo

Fuente: frutas y verduras

Te mostramos algunos alimentos especialmente indicados para las recetas para después de Navidad:

  • Las alcachofas depuran el hígado y favorecen la eliminación del ácido úrico y de toxinas. El caldo de las alcachofas hervidas es altamente depurativo.
  • La cebolla y el apio son los ingredientes perfectos para elaborar cremas y caldos. Tienen un elevado nivel nutricional y un potente efecto diurético.
  • Los espárragos son un potente diurético, ricos en potasio y fibras que contribuyen a rebajar las toxinas y depurar el cuerpo.
  • La piña tiene un alto contenido en fibras que facilita la digestión además de tener propiedades depurativas y diuréticas.
  • El zumo de limón ayuda a depurar el organismo y a eliminar la grasa visceral y la granada a reducir los efectos del alcohol.
También te puede interesar:
Navidad de terror para usuarios de PS4 y Xbox One

Recetas para después de Navidad

Fuente: coloradoan

Estas son algunas recetas con las que podrás elaborar un menú para las distintas comidas del día.

Desayuno

  • Café, zumo natural y tostada de pan de centeno con tomate y aceite o con queso fresco y pavo.
  • Batido a base de espinacas, apio, pepino, piña, manzana, lima y agua.
  • Té negro con leche, zumo natural y cereales integrales.
  • Un yogur natural con una mandarina y medio plátano.

Almuerzo

  • Un yogur light con tres nueces o una pieza de fruta o una infusión.
    Batido a base de zanahorias, naranja, limón y agua.
  • Una manzana y diez almendras

Comida

  • Crema de espárragos blancos, una pechuga de pavo a la plancha y una infusión de manzanilla o anís.
  • Ensaladas de canónigos o espinacas, con pollo y piña, o tomates y queso fresco, o de atún y aceitunas.
  • Brócoli con judías blancas aliñado con aceite de oliva y sepia a la plancha con ensalada mixta
  • Espinacas salteadas con trozos de nueces y media pechuga de pollo con ensalada de tomate aliñada con aceite de oliva.

Merienda

  • Batido rojo a base de frutas rojas como fresas, sandía, arándanos, limón pelado y agua.
  • Un yogur light o una pieza de fruta o una infusión.

Cena

  • Crema de verduras a base de puerros, calabaza y zanahoria y una rebanada de pan integral y queso fresco.
  • Cremas y sopas de verduras (puerros, calabaza, zanahoria,…).
  • Atún a la plancha con ensalada de tomate
  • Merluza con media patata al horno
  • Una tortilla francesa de dos huevos.
  • Una rebanada de pan integral con pavo y queso fresco.
  • Varias piezas de fruta.

Espero que te sean de utilidad estas recomendaciones y recetas para después de Navidad.