Tradición navideña, el pollo frito en Japón

- patrocinador -

Terminó la Navidad, pero falta todavía que pase Año Nuevo y siempre podemos conocer un poco más acerca de las tradiciones y festejos de los diferentes países del mundo. En este caso viajamos hasta Japón para conocer una tradición navideña un tanto extraña que se remonta a mediados del siglo XX.

En Japón, para muchos la Navidad es sinónimo de comer pollo frito en la cadena de comida rápida KFC. Fue hace casi 40 años cuando, en medio de una campaña de marketing, el Coronel Sanders invitó a los japoneses a comprar su pollo frito como cena para la Navidad.

Fuente:  Japonismo
Fuente: Japonismo

La Navidad en Japón

Además de esta tradición navideña de comer pollo frito de KFC, también existe otra costumbre, la de enviar tarjetas de felicitaciones con mil formas y colores, pero nunca rojas. En el país del sol naciente el color rojo se utiliza para enviar notas fúnebres, por eso en Navidad se considera de mal gusto usar ese color. Una cosa muy peculiar teniendo en cuenta que en el resto del mundo el rojo es el color por excelencia de Papá Noel, las decoraciones navideñas y todo lo relacionado con los festejos del 25 de diciembre.

En Japón la tradición navideña no es tan importante a nivel religioso. Solamente el 1% de la población profesa el cristianismo. Sin embargo, la celebración se ha vuelto un gran evento comercial, está muy extendida la costumbre del árbol de navidad decorado, los regalos y el consumo de pastel de navidad y pollo frito.

- patrocinador -

El Papá Noel japonés es un monje budista llamado Hotei-osho. No solamente le trae regales a los niños, también a los grandes. Algunos lo representan con un ojo en la parte trasera de la cabeza, que utiliza para vigilar el comportamiento de los más pequeños a la hora de ver si meren o no recibir un regalo.

- patrocinador -