El árbol de Navidad, tradicionalmente es un abeto. Natural o artificial pero siempre un abeto.

Seamos sinceros, no todos tenemos una casa grande en la que meter un abeto. Y nos guste o no, un árbol de Navidad de este tipo “roba” mucho espacio. Sin embargo, alternativas hay para todos los gustos y necesidades.
Si no te puedes permitir el lujo de poner un abeto en casa y no quieres renunciar a tener un árbol de Navidad, sigue leyendo, porque hoy te muestro algunas ideas que te permitirán disfrutar de un árbol de Navidad  a tu medida:

En un árbol de Navidad no pueden faltar las correspondientes bolas. ¿Qué te parece si conviertes las bolas en un árbol?.
Las medidas las decides tú dependiendo del lugar y del espacio en el que lo quieras poner.

árbol de bolas de Navidad

Si lo que quieres es un árbol completamente diferente, esta puede ser una opción perfecta: diferente y original:
Lo único que necesitas para realizar este árbol de Navidad son cojines de diferentes tamaños.

árbol de cojines

Y si tus gustos se inclinan hacia la balanza de lo delicado, nada mejor que unas flores.
Puedes optar por flores artificiales o  naturales… Lo único que tienes que hacer es elegir el soporte, poner una esponja(la que se utiliza habitualmente para realizar centros de mesa con flores), darle forma de árbol y pinchar en ella flores y bolas de Navidad.

árbol de flores y bolas