Qué hacer con el árbol de Navidad natural

arbol de navidad natural

Aún hay muchos hogares que celebran la Navidad con un árbol natural. Y cuando llega el fin de las fiestas, lo más normal es que lo tiren a la basura.

Si no quieres hacer eso, pero no sabes cómo reutilizar tu árbol de Navidad natural, aquí te damos algunas opciones para que las tengas en cuenta:

Recuperar el árbol

arbol de Navidad
Qué hacer con el árbol de Navidad natural 5

Hablamos concretamente de salvarlo. Si has comprado un árbol de Navidad de verdad, con su maceta, raíces y todo, entonces tienes una posibilidad de salvarlo. Aunque ya te avisamos que va a ser complicado, pero no pierdes nada, y ganarías una vida.

¿Por qué es tan complicado? Debido a que el árbol ha pasado varias semanas en el interior de una casa y la mayoría de las veces lo hace con la calefacción, lo cual no beneficia en nada a este ser vegetal. De hecho, es posible que hayas visto que se caían los pinchos, que ramas se quedaban desnudas, etc. Es algo habitual cuando sufre de sequedad en el ambiente y de calor.

Por eso, a la hora de salvarlo, los expertos recomiendan podar un poco, cambiarlo de maceta, y sacarlo al exterior a una zona luminosa (al principio no conviene que sea a pleno sol porque estará muy débil y los rayos del sol pueden afectarle negativamente).

En cuanto al riego, si bien los pinos no son árboles que necesiten mucha agua, si ha pasado varias semanas sin que lo regaras lo mejor es que hagas un riego por inmersión o bien riegues de manera abundante dejando que el plato que tenga se llene y dejándoselo al menos 20-30 minutos para ver si lo absorbe. El resto que quede es mejor quitarlo.

También te puede interesar:
Un árbol de navidad patético

Saber si se salva o no va a requerir de semanas o meses, así que intenta darle tiempo. Pero si no ves que empiece a brotar, o notas que cada vez está más “pelón”, marrón o que las ramas se vuelven quebradizas, entonces puede indicar que se ha perdido ese árbol de Navidad.

Usarlo como compost

Ya sea porque cuando lo quites esté muerto, porque no puedas salvarlo… otra de las opciones que puedes hacer con tu árbol de Navidad es usarlo como compost. Es decir, como abono para otras plantas.

Si no tienes en tu casa un contenedor de compost o no lo necesitas, hay muchos sitios donde pueden aceptarlos, como por ejemplo los viveros, familiares, vecinos, etc. que podrían darle un buen uso a ese árbol.

Hacer compost es fácil, pero requiere su tiempo y a veces no puedes dedicarte a ello; por eso tienes la opción de llevarlo a otro sitio que hagan su propio compost para abonar las plantas que tienen (en algunos casos, sobre todo si te conocen, te pueden regalar un poco de ese abono para tus propias plantas si tienes).

Llevarlo a una zona de recuperación

Si no tienes mano con las plantas, y piensas que no vas a poder salvar tu árbol de Navidad, ¿por qué no se lo llevas a profesionales?

Cada vez son más las ciudades que deciden poner puntos de recogida de árboles de Navidad para intentar salvarlos. De esta forma, no se pierde ninguna vida vegetal, o al menos lo intentan. Si no sabes dónde puede haber un punto, lo mejor es que llames al Ayuntamiento de tu ciudad o pueblo y ellos deben estar informados de si existe ese servicio o de dónde está ubicado.

También te puede interesar:
Villancico Vals navideño

Le estarás dando una mejor vida a ese árbol de Navidad que ha sufrido, aunque no te lo creas, durante las semanas que ha tenido los adornos, luces y espumillón puesto.

Úsalo como leña

que hacer arbol de navidad
Qué hacer con el árbol de Navidad natural 6

A las malas, cuando el árbol de Navidad ya no puede recuperarse, además de usarlo como compost, podrías considerar cortarlo y usar la leña que sale de él. Si tienes chimenea, te vendrá bien porque ahorrarás. Si no, es posible que tengas algún amigo, familiar o vecino que pueda usarlo.

Incluso podrías utilizar esa madera para aficionarte al tallado y practicar con ella. Hacer manualidades (por ejemplo, posavasos), etc.

Conviértelo en un hábitat para los peces

Si vives cerca de un estanque, un lago, o incluso un río, el árbol de Navidad se puede convertir en parte de ese hábitat natural. Y es que va a servir de refugio para los peces, pero también crecerán algas de sus ramas y será un lugar donde podrían encontrar alimento.

Conviene arrojarlo en un lugar donde no moleste y donde no esté prohibido, más que nada para que no te pongan una multa. Y si es demasiado grande, quizá debas cortarlo un poco.

Ten en cuenta que los árboles, si no replantamos y los cuidamos, acabaran por desaparecer y, si estos dejan de existir, también el oxígeno, ese respiramos sin darnos cuenta, también se irá, y la vida humana no podrá seguir. ¿No crees que merece la pena salvar tu árbol de Navidad o plantearte el año que viene si comprar uno artificial?

Ir arriba