Hay un producto que no puede faltar en ninguna mesa navideña que se precie como tal y es el cava. Es sin lugar a dudas un auténtico símbolo de la Navidad, pero no todo el mundo sabe como servirlo de la manera correcta y que cava escoger o es perfecto para tan señaladas fechas. A continuación te doy una serie de pautas a seguir y que te ayuden a disfrutar de esta deliciosa bebida.

Consejos para disfrutar de un buen cava en Navidad

  • Debido a  sus características, el cava es la bebida perfecta e ideal para acompañar a cualquier comida y cena navideña.
  • Es aconsejable tomar un cava diferente para cada plato. Hay algunos que van mejor con una carne y otros que van mejor con el pescado. Hay que tener en cuenta su sabor, el tiempo de crianza o su edad.
  • Para los aperitivos o entrantes, es recomendable un cava suave y con sabor afrutado.
  • Para platos más contundentes como son las carnes o el asado, lo mejor es optar por un cava de mayor edad y crianza.
  • Para los postres, lo mejor es un cava dulce o semi-seco que aporta un sabor suave que es perfecto después de una copiosa comida.
  • A la hora de servirlo debes hacerlo por el cuerpo de la botella y nunca por el cuello. Una vez abierta, sirve el cava procurando que resbale por la pared de la copa y que no supere las 2/3 partes de la misma
  • La temperatura de los cavas jóvenes debe oscilar entre los 6 y 8 grados, mientras que los de mayor edad debes estar entre 8 y 10 grados.
  • Finalmente a la hora de beberlo hay que hacerlo con tranquilidad y saboreando su sabor sin ningún tipo de prisas. Hay que recordar que es una bebida alcohólica por lo que su consumo debe ser moderado.
cava
Fuente: http://www.institutdelcava.com/