Cuando llegan las fiestas navideñas, el arbol de navidad se convierte en un elemento decorativo indispensable en cualquier hogar. Lo llenamos de adornos y luces, colocándolo en un lugar bien visible para que las visitas lo puedan ver cuando entren en casa pero, ¿sabemos escoger el modelo que más nos conviene? Esto sería lo primero que deberíamos hacer antes de pensar en su decoración.

¿Cómo elegir el árbol de Navidad perfecto para nuestras necesidades?

Lo primero que deberíamos tener en cuenta es si queremos un árbol artificial o bien uno natural. Lo más recomendable y ecológico es la primera opción, pero si prefieres uno natural, una vez finalizada las fiestas, plántalo en alguna zona para que crezca y no se marchite.

Tras nuestra elección, habrá que centrarse en el tamaño, que dependerá del tamaño de nuestra casa. Si el sitio donde lo vamos a ubicar es  muy grande, se recomienda que el árbol sea grande para que ocupe el máximo espacio posible y destaque. En el caso de que el espacio sea pequeño, un árbol de gran tamaño puede ser un problema al ocupar mucho. Juega con las proporciones para que la decoración luzca perfecta.

Otra de las cosas a tener en cuenta es la frondosidad del árbol. Los podemos encontrar más pequeños y macizos que suelen tener ramas más juntas y tupidas. También están los altos y delgados con ramas más separadas. Por último nos encontramos una opción intermedia con proporciones más equilibradas. Como siempre, la elección de uno u otro dependerá de nuestros gustos.

Por último está el tema del color. Aunque el verde es el color predominante, podemos encontrarnos diferentes tonalidades, desde verdes más vivos hasta otros verdes que tienen hacia el marrón. En los últimos años, los árboles con tonos blancos han adquirido gran importancia.

También te puede interesar:
Adorno Navideño. Bola de tela

Claves para decorar el árbol de Navidad

Una vez que hemos elegido nuestro árbol, será el momento de empezar con la decoración. Para ello no debemos olvidarnos de elementos clásicos como las bolas navideñas, las guirnaldas o la estrella de arbol de navidad, entre otras cosas. De todas formas, para que la decoración te quede perfecta, os dejamos algunos consejos que os ayudarán a conseguirlo.

Elección de la gama de colores

La elección de los colores es uno de los puntos de partida fundamentales que debemos tener en cuenta antes de empezar con la decoración. Debemos elegir una paleta de colores que combinen entre sí para conseguir una mejor estética y una uniformidad más agradable. Colores como los azules, platas o dorados no deben faltar.

Estilo unificado

No pienses que para decorar el árbol de Navidad todo vale. Debemos evitar sobrecargarlo para no encontrarnos con un resultado estrepitoso. Para evitar esto, puedes agrupar los accesorios por tonos o estilos para decidir cuál es el más apropiado para lo que andamos buscando.

Seguir un orden a la hora de decorarlo

Una de las claves más importantes a la hora de decorar el árbol, es seguir un orden a la hora de colocar los elementos que formarán parte de la decoración. Aunque parezca una tontería, es recomendable seguirlo para que el diseño quede impecable. Para ello, lo que se recomienda es empezar por las luces para que las podamos esconderlas cuando pasemos a utilizar, en este orden, los espumillones, las cintas, los accesorios colgantes o la estrella que adornará la cima de nuestro árbol.

También te puede interesar:
Arbol navideño decorado con lana

No te olvides de la base del árbol

En el caso de los árboles artificiales, se recomienda utilizar alguna tela para esconder la base. Pero además de esto, es buena idea decorar la base con cajas de regalos. Cajas de zapatos envueltas es suficiente para crear una bonita decoración.

Si tenéis en cuenta todo lo que hemos hablado a lo largo de nuestra entrada de hoy, seguro que conseguirás disfrutar de un árbol de Navidad perfecto para tu hogar.