Si hay un instrumento típicamente navideño este es, sin duda, la zambomba. Pero es cierto que cada vez se ven menos y es muy posible que los ‘peques’ de la familia ni siquiera sepan de qué se trata. ¡Es hora de remediarlo! Y no solo sabrán lo que es, sino que construirán una zambomba navideña con un bote y se convertirán en los músicos por excelencia de esta Navidad 2020.

Hacer una zambomba con elementos reciclados o que todos tenemos por casa es una elección ideal para un plan con los niños en los días de vacaciones de Navidad. Si te preguntas cómo hacer una zambomba, ¡calma!, no es nada difícil y en el proceso te podrán ayudar esas pequeñas manitas que tanto amas.

Índice del artículo

Materiales para hacer una zambomba navideña

Casi todos ellos los tendrás en casa, pero conviene ser previsora para no echar uno en falta a la hora de ponerse manos a la obra.

En primer lugar, necesitaremos un bote —vale el típico del cacao en polvo—, al que acompañaremos con un globo de plástico y un lápiz de madera lo más largo posible. Conviene que esta última sea lo más gruesa y larga posible para que la zambomba navideña funcione para acompañar nuestros villancicos de navidad. ¡Falta un último elemento! Una goma de las típicas que sujetan los manojos de espárragos.

A partir de ahí, podremos sumar todos los elementos de decoración que nos parezcan oportunos o decidan los verdaderos protagonistas de esta actividad: hay quien opta por pintura acrílica u otras cosas del estilo, pero siendo el instrumento más típico de estas fiestas, recomendamos utilizar un poco de espumillón y alguna decoración más típica navideña.

También te puede interesar:
El año que Mamá Noel repartió los regalos de Navidad

Paso a paso: la zambomba navideña, la reina de las fiestas

Limpiaremos bien el bote y lo dejaremos secar. Mientras, y con ayuda de unas tijeras, cortaremos el globo por el cuello, y dejaremos la parte más gruesa para utilizarla.

Por otro lado, haremos una pequeña muesca en el lápiz con unas tijeras. Mediremos un centímetro desde la punta plana y allí apretaremos con las tijeras para hacer una circunferencia en forma de hendidura.

zambombas navidadMeteremos el lápiz por ese lado que hemos intervenido y ataremos con el cuello del globo por la parte superior de la hendidura realizada (es decir, en ese centímetro desde la punta plana). Ahora le daremos la vuelta al globo como si lo hiciésemos con las mangas de un abrigo y taparemos el bote con el globo.

Hay que llevar cuidado con este punto, puesto que puede romperse el globo. En ese caso, volver a empezar ese proceso. También es importante que el lápiz quede centrado para que la superficie vibre por igual y genere el típico sonido de la zambomba.

Una vez que se ha logrado tensar bien el globo, lo ideal es fijarlo con una o varias gomas para que al manipular el lápiz no se suelte el globo del bote. También puedes utilizar cinta adhesiva o pegamento.

¡Llega el momento de decorar! Deja ahí que sea tu hijo o tus hijos los que decidan cómo tiene que ser la estética de esta zambomba navideña. Una vez terminada…. ¡Toca ensayar! Que no se diga que estos pequeñajos no han sido presa del espíritu navideño.

Disfrutarás del tiempo con ellos, fomentarás su imaginación y les ayudarás a mejorar la motricidad fina con esta manualidad divertida y que les llevará a conocer parte de la historia de nuestra cultura navideña. ¿Se puede pedir más?

También te puede interesar:
Sencillas estrellas de cartón en tres dimensiones

Aquí tienes un vídeo en el que ver el proceso paso a paso: