El origen del “truco o trato”

Dentro de todas las actividades que se llevan a cabo durante la noche de Halloween, el truco o trato es una de las más populares entre los más pequeños de la casa, una tradición que se ha extendido a todos los rincones del planeta en los últimos años. Ahora bien, ¿sabemos de dónde proviene esta costumbre?

Gracias al cine y la televisión todos sabemos en qué consiste: los niños se disfrazan y acuden casa por casa solicitando a la gente un dulce en calidad de “trato”; en caso de no obtenerlo, el incauto ocupante de la vivienda puede sufrir un “truco”. En realidad, se trata de una traducción un tanto pobre del término original inglés, “trick or treat”, donde “trick” significa, efectivamente, “truco”, pero “treat” puede significar tanto “trato” como “golosina”.  Teniendo en cuenta en qué consiste, tendría más significado trasladarlo al español como “truco o golosina”. Pero ya es tarde para cambiarlo…

Truco o trato: su origen

truco o trato su origen
El origen del “truco o trato” 2

Conocer el origen de la tradición del truco o trato no es sencilla. Son varias las teorías que intentan explicar su origen siendo la más antigua la celebración del Samhain celta, que a su vez tiene mucho que ver con el personaje Jack O’Lantern, también típico de la fiesta de Halloween. Según esta tradición, los que originalmente iban de casa a casa solicitando truco o trato eran los fantasmas que bajaban a la Tierra durante la Noche de Brujas. Entre ellos se encontraba el temido y astuto Jack, y quien no realizara con él un trato (como ya hizo el Diablo, si recordáis nuestra historia, con nefastas consecuencias) se arriesgaba a sufrir sus estragos en forma de “truco”: mala cosecha durante el año, muerte del ganado, etc.

También te puede interesar:
Imágenes de Halloween: Gifs animados

En otros casos, se relaciona el «truco o trato» con una época muy posterior, los siglos XVI y XVII. En aquella época eran frecuentes las persecuciones de los católicos por parte de los protestantes en Inglaterra; tal era el abierto enfrentamiento entre ellos, que se produjo un intento de atentado contra el Parlamento (regido por la autoridad protestante de Jaime I), frustrado tras la confesión forzada del famoso Guy Fawkes. Este hecho dio lugar a una costumbre que se extendió entre los católicos para burlarse de los protestantes: la de ir casa por casa con máscaras paródicas, pidiendo cerveza o pasteles (“treat”), con la amenaza de un truco en caso de negárseles (“trick”).

Aunque para muchos, el verdadero origen del truco o trato se encuentra en la Edad Media. Durante esa época, era costumbre que las mujeres pobres y sus hijos fueran por las casas en busca de limosnas y alimentos en la víspera de la celebración del Día de los Santos Difuntos. A cambio, ellas se comprometían a rezar oraciones por el alma de los fallecidos de la familia.

Truco o trato en el siglo XX

Pero hasta llegar al truco o trato, tal y como lo conocemos en la actualidad, debemos viajar al año 1950 a los Estados Unidos. Allí fue cuando una familia de Pensilvania decidió iniciar una campaña de recogida de alimentos, dulces y otros enseres a favor de UNICEF, con la intención de ayudar a los más necesitados, así como alegrar a los más pequeños con un dulce. Debido a la repercusión de esta iniciativa y la publicidad que se hizo en los medios sobre la forma en la que ser recibían las donaciones, el truco o trato se popularizó en todo el país, asociándose a la festividad de Halloween.

También te puede interesar:
Manualidades para Halloween: Ojos Dulces

Independientemente de su origen, hoy en día no se concibe celebrar Halloween sin el tradicional truco o trato donde los más pequeños consiguen esas golosinas tan deseadas por ellos.

Últimos artículos

Scroll al inicio