Empieza el año con mejor salud

- patrocinador -

Tras las fiestas navideñas y la gran Nochevieja, de la que aún tendremos resaca, suele resultarnos complicado comenzar con buen pie, y más aún, con buena salud, el nuevo año. Sin embargo, nosotros os traemos algunos trucos para que aunque hoy mismo no comiences a poner en marcha tu lista de propósitos para año nuevo, no te olvides de ellos a la primera de cambio. Aquí os mostramos como empezar el año con mejor salud. 

Lo más importante es que tras los excesos de las fiestas de Navidad comencemos lo antes posible a mejorar nuestra alimentación para conseguir unos buenos hábitos alimenticios que perduren durante todo el nuevo año. Primero, durante unos 3 a 7 días, realizaremos una dieta que nos permita rehidratar nuestro cuerpo tras los excesos de alcohol y azúcares. Después, comenzaremos a realizar una dieta equilibrada salvo que tu objetivo en este nuevo año sea adelgazar, en ese caso, lo que te aconsejamos es acudir a un especialista en nutrición que estudie tu caso en particular.

empezar el año con mejor salud

Dieta para después de los excesos de Navidad
  • Beber mucho líquido: agua, té, leche, zumos de frutas naturales… Incluso para el día tras la gran fiesta de Nochevieja, si has bebido exceso de alcohol, lo mejor serán las bebidas isotónicas como el Aquarius.
  • Desayunar fuerte: unos huevos fritos o revueltos, incluso con unas salchichas, es la mejor forma de empezar el día con resaca. Sin embargo, tras ese primer día en el que tu cuerpo necesitará más energía de la habitual, lo mejor es que realices un desayuno fuerte pero bajo en grasas. Por ejemplo, yogur con cereales y fruta.
  • Mucho pescado y verdura: evita las carnes y opta mejor por las verduras sin utilizar tampoco excesos de aceite ni rebozados.
  • Fruta y lácteos: no olvides nunca el postre. Tomar algo dulce (pero bajo en grasas) tras la comida mejora la capacidad digestiva. Además, tanto la fruta como los lácteos son un buen alimento para tomar entre horas: a media mañana y a media tarde.
Dieta equilibrada para todo el año

Es muy importante que sepamos los grupos de alimentos que existen y cuanta cantidad tenemos que consumir de cada uno de ellos:

- patrocinador -

ALIMENTOS ENERGÉTICOS:

  • Farináceos y almidones: Pasta, arroz, patatas, cereales, pan… Todos ellos pueden tomarse 2-3 veces a la semana, excepto el pan que serán 80g. al día.
  • Grasos: Aceite, grasas vegetales, mantequilla, margarina, nata, otras grasas…

ALIMENTOS PLÁSTICOS:

  • Proteicos: Carne, pescado (2-3 veces a la semana), huevos, embutidos (no más de dos veces a la semana), legumbres (1-2 veces a la semana), frutos secos…
  • Lácteos: Leche, yogur, postres lácteos, quesos… Se recomienda diariamente 600 ml

ALIMENTOS REGULADORES

  • Hortalizas: Verduras de cualquier tipo y sus preparaciones en menestra, panaché, puré, cremas, sopas; ensaladas crudas variadas aliñadas con aceite y/o vinagre. Las hortalizas crudas (ensalada) son recomendables una vez al día y las verduras cocinadas también 1 vez al día.
  • Frutas: frutas crudas y sus zumos, cocidas, asadas y en compota. Se recomienza 1 o 2 piezas de frutas cítricas y 2 piezas de frutas no cítricas diarias.

AGUA

  • Es recomendable beber alrededor de 1,5-3 litros de agua al día (también se incluye en esta cantidad las infusiones y los caldos de verduras)

Una vez que tengamos esto claro, lo más importante es que tratemos de variar al máximo nuestros menús priorizando ciertos alimentos que nos aportan más beneficios y menos grasas a nuestro organismo que otros que incluiremos en nuestra dieta pero en menor cantidad y asiduidad. Para ello, sigue estos consejos:

  • Planifica tus compras incluyendo alimentos básicos de todos los grupos de la lista anteriormente descrita.
  • No abuses de alimentos ricos en grasas de origen animal ni de alimentos “prefabricados” y trata de evitar al máximo la bollería industrial.
  • La forma en la que cocinas también influye en lo saludable o no que serán tus platos: asados, a la plancha, al vapor, fritos, etc.
  • No olvides consumir diariamente: hortalizas, frutas y lácteos.
  • Trata de usar preferentemente aceite de oliva.
  • Acostúmbrate a comer con agua, saborearás mejor los alimentos y es la bebida más sana y económica que puedes tomar. Adicionalmente, puedes tomar una cerveza o un vino, pero no olvides acompañarlo de agua.
  • Evita comer grandes cantidades y come despacio masticando correctamente los alimentos.

Para finalizar, además de la alimentación, te recomendamos que para empezar el año con mejor salud, realices deporte. Ya sea jugar a algún deporte de competición, hacer running o simplemente caminar a paso ligero.

- patrocinador -