Las fiestas navideñas son épocas donde las reuniones entre amigos y familiares están al orden del día. En esas reuniones, se come, se habla y también se juega, más aún si hay niños de por medio. En estos casos, contar con una buena colección de juegos de mesa puede garantizarnos horas y horas de diversión.

En el mercado hay cientos de opciones que son perfectas para jugar en familia en cualquier momento. Solo hay que visitar www.juegosdemesayrol.com para hacernos una idea. Pero como todo en esta vida, hay ciertos juegos que por su popularidad y diversión se han convertido en verdaderos clásicos. Hagamos un repaso por algunos de los más importantes y divertidos.

Los Colonos de Catán

Uno de los juegos que más fama ha adquirido en los últimos años. Se trata de un juego de estrategia y astucia donde deberás poner a prueba tu capacidad de negociación para colonizar una isla construyendo pueblos y rutas comerciales. Además del juego clásico, hay extensiones que se pueden adquirir para hacerlo más divertido.

Monopoly

Se puede decir que es el juego clásico entre los clásicos. Lleva entre nosotros muchos años y tiene pinta de que seguirá siendo uno de los favoritos por muchas familias. Es un juego que garantiza horas y horas de diversión. Como la mayoría de vosotros sabréis, el objetivo es derrotar a todos vuestros rivales y dejarles sin blanca. Para ello, tienes que saber invertir bien tu dinero y tener algo de suerte en cada tirada.

Aventureros al tren

Un juego pensado para toda la familia, siendo perfecto para niños a partir de los ocho años de edad. Destaca por la sencillez de sus reglas, además de ser muy dinámico, algo que es fundamental para que los jugadores se diviertan. El objetivo de este juego es acumular cartas de ciertos tipos de vagones para ir construyendo estaciones, pasar a través de túneles y hacerse con rutas ferroviarias a lo largo de todo el mundo.

También te puede interesar:
Unos cojines muy sociales

Scattergories

¿Quién no ha jugado alguna vez a este famoso juego de mesa? Los más “viejos” recordarán su famoso eslogan publicitario “Aceptamos pulpo como animal de compañía“. A pesar del paso de los años, sigue siendo un juego muy demandado. Su mecánica es sencilla pero garantiza mucha diversión. Pon el tiempo en marcha y estrújate el cerebro en busca de las respuestas más originales para ganar mayor cantidad de puntos.

Genial para los niños que ya tengan soltura a la hora de escribir y leer, ya que les ayudará a repasar el abecedario, a concentrarse y a ganar fluidez verbal.

Cluedo

Un juego donde tendrás que sacar ese detective que llevas dentro para poder resolver el asesinato a través de pistas que te vayan proporcionando el resto de jugadores. Un juego con el que potenciar nuestro ingenio. También está disponible en versión junior para los más pequeños de la casa.

Jenga

Uno juego muy sencillo pero adictivo donde nuestra habilidad a la hora de ir quitando los bloques de madera es fundamental para hacernos con el triunfo. Con cada movimiento, debes elegir bien la pieza a retirar a la vez que complicas la vida al resto de participantes.

Carcassonne

Un juego parecido al Catán que ya hemos comentado, aunque algo más sencillo. Esto permite que sea más rápido de aprender por los jugadores. El objetivo no es otro que el de construir el máximo número de caminos, praderas, ciudades y monasterios para crear nuestro territorio medieval.

Tabú

El último de los juegos que os dejamos es otro clásico. Tienes que ser capaz de conseguir que tu equipo adivine la palabra oculta mientras que la defines sin poder utilizar algunas palabras clave. Tendrás que sacar a relucir toda tu capacidad oratoria en cada definición.

También te puede interesar:
Publicidad navideña original de Dylon

¿Qué otros juegos de mesa habéis echado en falta en nuestro listado? Seguro que vosotros tenéis vuestro favorito, ¿cuál es?