Ahora que ha pasado la Navidad, una atípica en todas partes del mundo, es hora de ponerse en serio con la dieta. Y es que cada vez más, descuidamos nuestro cuerpo poniéndonos en serio peligro. Los kilos de más que se ganan son peligrosos, y pueden provocar enfermedades, o hacer que, aquellas que no son peligrosas, sí lo sean.

Por eso, hoy queremos centrarnos en darte algunos ejercicios para potenciar la dieta que hayas empezado, y de paso eliminar los excesos de la Navidad. Empieza la operación bikini y obtén resultados mucho más rápido de esta forma.

Índice del artículo

Dieta y ejercicio: la combinación perfecta

Como sabes, una persona cuando se pone a dieta debe perder peso porque hay una ingesta de alimentos de forma saludable (no por ello escasos, sino que sean alimentos que de verdad nutran el cuerpo). Pero si además de esto se potencia con ejercicio físico, los resultados son visibles mucho más rápido, además de que te sentirás mejor.

Ahora bien, sabemos que no todo el mundo puede apuntarse a un gimnasio, ni tener a un entrenador personal. A veces hasta la timidez o la vergüenza hace que no quieras salir de casa para hacer ejercicio por el miedo al qué dirán. Si te pasa eso, no has de preocuparte, porque te vamos a dar ideas de ejercicios que puedes hacer en casa, con o sin máquinas.

Correr te ayuda en tu dieta a perder más

dieta y ejercicios
Fuente: Pixabay

Quien dice correr, dice andar. Se trata de uno de los ejercicios más fáciles y baratos de hacer, ya que solo necesitas una ropa deportiva y unas zapatillas. Y ya está. Pero claro, si no quieres salir de casa, esto puede complicarse un poco más. O no. Puedes invertir en comprar una cinta de correr para practicar este deporte. Si no tienes presupuesto, siempre puedes utilizar tu propia casa, caminando o corriendo por cada una de las habitaciones.

También te puede interesar:
Decoración navideña para la ventana

Por supuesto, también puedes correr en un mismo sitio. El objetivo es que te muevas alzando y bajando las rodillas, tanto hacia delante como hacia atrás, de tal forma que simulas los movimientos de andar o de correr y así el cuerpo se mueve.

Pesas

No todo el mundo tiene unas pesas para practicar levantamientos. Pero, ¿realmente las necesitamos? En realidad no, porque hay muchas cosas en el hogar que ya de por sí pesan. Por ejemplo, la botella de agua, un litro de leche, o incluso las legumbres que tengas.

Todo esto lo puedes usar como “pesa” y hacer ejercicios que potencien los músculos de los brazos y del pecho sin que por ello implique un desembolso económico para ponerte en forma.

Las sentadillas, para quemar calorías de tu dieta

Este ejercicio, que al principio parece muy fácil de hacer, en realidad no lo es tanto. De hecho, es normal que la primera vez no llegues a hacer ni 50 de ellas. Lo importante es la constancia porque, aunque no lo creas, esto tan sencillo te va a ayudar a fortalecer el tren inferior de tu cuerpo, ayudando a que los músculos se fortalezcan y trabajen.

Las flexiones

Para el tren superior, las flexiones son uno de los mejores ejercicios a realizar. Así, al mismo tiempo que estás a dieta, el ejercicio te ayudará a no pensar en la comida que no comes y a quemar esa frustración, obteniendo a cambio hormonas de la felicidad.

Bicicleta estática

De nuevo nos vamos con una máquina, en este caso la bicicleta estática. Es una de las más habituales en las casas debido a que es bastante barata y que además puede no ocupar mucho espacio. Te recomendamos que no compres una plegable, primero porque no son tan equilibradas como las fijas, y segundo porque te costará trabajo encontrar las ganas para sacar la bicicleta, y luego para meterla. Así, si la tienes siempre montada, podrás animarte a hacer deporte.

También te puede interesar:
Dieta en Año Nuevo: ¿es posible seguir cuidándonos?

En este caso, la bicicleta estática se centra sobre todo en el tren inferior, y algo del tronco medio. Pero necesitas apoyarte con ejercicios para el tren superior a fin de que lleves un entrenamiento equilibrado.

Yoga, un imprescindible con tu dieta y ejercicio

dieta y ejercicios
Fuente: Pixabay

El yoga siempre se ve como un ejercicio de relajación, pero no es así realmente. Con el yoga, además de ejercicios de cardio, y una dieta, puedes conseguir resultados muy rápido y muy eficaces. Y es que las posturas que hay que poner, la desconexión mental que se necesita, y el tiempo dedicado para ti es importante y ayuda a que todo el cuerpo se relaje y se centre en esa pérdida de peso.

Te recomendamos que al menos 2-3 veces a la semana hagas yoga, y el resto de días otro tipo de ejercicios de quema de calorías.

Subir y bajar escaleras

¿Tienes escaleras en casa? Aunque sean las escaleras que usamos para subir cosas al armario. Son una forma de hacer ejercicio que, al principio, no cansa, pero cuanto más tiempo le dedicas, más se va a quejar tu cuerpo. Y para la dieta es perfecta porque se mueve todo el cuerpo y, con ello, quemarás calorías.

Lo mejor es hacer series de 15-20 repeticiones, que dependerán en gran medida del número de escalones que tengas y de tu condición física. No es lo mismo una persona que ha estado con una vida sedentaria que una que ya tiene un bagaje en el ejercicio y tiene definida su forma física.