Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con este sencillo árbol de Navidad. Muy fácil de hacer y perfecto para lugares pequeños.

¿No tienes sitio para poner tu árbol? Hoy te dejo una gran idea, para que puedas hacer de tu rincón un lugar muy especial, durante las fiestas.

Unas luces, unas cuantas ramas y listo.. tendrás un precioso y rústico árbol para las Navidades. Si no tienes sitio, en tu casa, para mucha decoración o árboles tan grandes.. siempre puedes recurrir a tu imaginación.

arbol

Es fácil, verás que con solo dos ramas de un grosor mediano, ha sido construido este árbol. Además no hace falta anclarlo a la pared, aunque si lo necesitas puedes hacerlo.

También puedes poner un tiesto con algo de tierra y clavar las ramas en el mismo. Si quieres decorar añade algunas piedras del color que te guste y perfecto.

En esta ocasión vemos que las rapas tienen dos puntos de apoyo, uno es la pared y el otro es la estantería. Aunque también hemos de contar el suelo! Ya te he comentado que es una buena solución buscar una maceta o un contenedor similar y decorarlo.

Ahora solo tienes que buscar unas cuantas luces de Navidad, son muy baratas y las hay de muchos colores. Estas, como se ve en la fotografía, son de un solo color.. más bien blanco y hace resplandecer a la madera.

Las ramas que cojas has de limpiarlas muy bien, vaya que traigan algún que otro bichito y luego las puedes pintar o no.

Además tendrás que lijarlas un poco, pues si vas a tocarlo y trabajar con ellas.. es mejor que no te hinques ninguna astilla.

Enreda las luces a lo largo de las ramas y contorneando éstas… el enchufe abajo, para que se vea menos.

Incluso puedes añadirle algunas bolas de Navidad o algunos otros adornos.

foto: babble