Bérluches es un pueblo granaíno donde la noche vieja se celebra en Agosto en vez de en Diciembre como estamos acostumbrados. Esto sucede desde 1994 donde los vecinos se quedaron sin luz, lo que conllevó que no se viera la retransmisión de las campanadas y por consiguiente no pudieron tomarse las típicas uvas a su tiempo. Desde entonces salen a la calle en Agosto para celebrar su noche vieja.

Esa noche se reúnen las familias y cenan mariscos y corderos, debidamente acompañados con vino. Después todos cogen sus doce uvas y se van a la plaza del pueblo y esperan que el reloj las marque.Su vestimenta es más ligera que en invierno pero nunca les faltan los típicos cotillones y espumas, incluso se iluminan las calles del pueblo. Una vez escuchadas las campanadas brindan con champán o con cava.

Es muy típico ver todos los veranos a los ciudadanos de esta localidad celebrando esta festividad en los telediarios.
Debemos decir que aunque su noche vieja sea en esta estación del año, no renuncian a la tradicional nochevieja de Diciembre.

Con esta original celebración lo que consiguen es que el pueblo pasa a tener por una noche muchos habitantes, incluso se puede hablar de negocio ; de ahí que no renuncien nunca a esta ya tradicional fiesta.