Las velas de colores en Navidad: su significado

- patrocinador -

La iluminación tiene un aspecto simbólico muy importante en la Navidad. No olvidemos que en su significado cristiano, el más extendido hoy en día, el nacimiento de Jesús se considera el evento que trajo luz a un mundo hasta entonces sumido en las tinieblas; la estrella que guió a los Reyes Magos recoge esta idea. Aunque también otras tradiciones y culturas han mostrado predilección por el uso de la luz durante los últimos días del año, incluso más allá del concepto difundido por el cristianismo. En China, desde tiempos inmemoriales, es común que se fabriquen en las fiestas de fin de año  lámparas de papel con velas en su interior, como una forma de honrar a los antepasados y alejar a los malos espíritus para comenzar el nuevo año con buen pie.

Las luces en el árbol o en el portal de Belén, los cables luminosos… son algunos de los elementos que empleamos siempre a la hora de preparar la decoración de nuestro hogar para la temporada. Muchas personas también se deciden por las velas. Si las utilizamos, podemos escoger sus colores en función de su carácter simbólico, que os comentaremos a continuación:

-Las velas de color amarillo se utilizan para llamar a la abundancia y el dinero.

-Las velas rojas son las que atraen el amor, o renuevan la pasión.

- patrocinador -

-Las velas azules (de colores oscuros o celestes indistintamente) traerán a nuestro hogar la paz y la conciliación.

-Las naranjas se utilizan como símbolo del éxito, en general, así como del ingenio.

-Las verdes son heraldos de la salud y la esperanza.

-Por último, las velas blancas se utilizan para simbolizar la necesidad de guía y orientación en los próximos proyectos que vayamos a emprender.

- patrocinador -