De manera oficial, la Navidad en España ya ha finalizado. Lo hizo el 6 de enero, aunque en algunas comunidades autónomas el 7 también fue festivo, un día más para jugar con los regalos de Reyes, para ponernos al día de cara a la vuelta de la rutina, etc. Y también para quitar el árbol de Navidad. 

Existen muchos tipos de árboles de Navidad hoy día, y la mayoría de ellos son artificiales. Pero todavía hay muchos que colocan árboles naturales. Incluso por parte de ayuntamientos, peñas, etc. hacen uso de ese tipo de árboles navideños. Por eso, hoy queremos traerte un tema práctico para saber qué puedes hacer con el árbol de Navidad ahora. 

Índice del artículo

El árbol de Navidad después de las fiestas

Ahora que la Navidad ha acabado, si todavía tienes el árbol de Navidad montado, seguramente pronto te pondrás a quitarle todos los adornos navideños. Puede que ya lo hayas hecho y que solo te quede saber qué hacer con el árbol, sobre todo si es natural. 

Por eso, vamos a darte algunas soluciones: 

Si es artificial…

En caso de que tu árbol de Navidad sea artificial, la solución más común es la de guardarlo hasta el año siguiente. De hecho, la mayoría de familias lo compran así para no tener que hacer un gasto todos los años, además de que, de esta manera, se protege el medio ambiente. 

Ahora bien, es posible que quieras dejarlo, y también es viable, porque una vez quitas los adornos de Navidad, puedes decorarlo de otra manera que implique darle un poco de naturaleza (aunque sea artificial) a tu casa. 

Por ejemplo, podrías ponerlo en una esquina, adornarlo con detalles de la familia, o incluso colocarlo cerca de otras plantas para que dé más cuerpo y crees un rincón natural en tu hogar

También te puede interesar:
Árbol de Navidad hecho de cojines

Algo que gusta a los niños, es decorarlo cada mes. Puedes escoger una temática y utilizar el árbol artificial como si fuera un lienzo. Por ejemplo, ahora que se acerca carnaval, podrías tener un árbol de carnaval. En marzo, el árbol de la primavera, en mayo, el árbol de las flores¿No sería una buena idea? 

Si el árbol de Navidad es natural…

Pasemos al caso de muchas familias, así como de muchas decoraciones en pueblos, ciudades, etc. Hablamos de los árboles de Navidad “naturales”. Todavía se pueden comprar y hay muchos cuya tradición establece que el árbol de Navidad debe ser real. 

El problema es que, en estos días, se verán muchos de esos árboles en el cubo de la basura, cuando en realidad puede hacerse mucho más por ello. 

arbol de Navidad
Fuente: Pixabay

Para empezar, puedes preguntar en tu ayuntamiento si hay algún centro de recogida y reciclaje de los árboles de Navidad. Aunque te extrañe, cada vez es más habitual que, tras las navidades, haya una asociación que se encargue de reciclar esos árboles. Algunos tendrán una nueva vida, porque se podrán plantar y son cuidados por profesionales para salvarlos después de haber estado un tiempo con luces y “maltratados” en cuanto a lo que una planta necesita. 

Otros no tendrán tanta suerte, pero sí pueden ser reciclados para evitar la tala de otros árboles. 

Por supuesto, tú mismo puedes plantar tu árbol de Navidad y darle una nueva vida. Al punto de que, el año que viene, si lo has cuidado bien, puedes tener un árbol de Navidad ya en casa y, además, más grande que el anterior. 

Los árboles de Navidad “diferentes”

Finalmente, tienes los árboles de Navidad diferentes. Nos referimos, por ejemplo, a esos árboles que construyes en la pared, los que haces con libros, etc. En este caso, retirarlos es viable, pero también darles otro uso. 

Por ejemplo, si has puesto un árbol de Navidad en la pared con listones de distintos tamaños donde has colocado adornos, ahora puedes retirarlos y colocar, a cambio, otros más atemporales. O incluso, sobre todo si tienes retos que cumplir en el año, que te sirva como una forma de acordarte de ellos con frases positivas y de aliento para conseguir lo que quieres. 

arbol de Navidad
Fuente: Pixabay

Otra opción, con los árboles hechos con libros, es variar el diseño y formar, por ejemplo, un sillón con libros. ¿Te imaginas cómo quedaría el sentarte sobre unos libros al tiempo que te pones a leer? Sería perfecto para un rincón de lectura en tu casa y lo bueno es que ni siquiera necesitarías muebles más allá de una lámpara y poco más. Para fijarlos, ya sabes que con un poco de cuerda u otro producto podrás hacerlo. Todo dependerá de si esos libros te sirven o son solo para decorar con ellos. 

Como ves, hay formas de darle una nueva vida a tu árbol de Navidad. Y es que, aunque se utiliza en esas fechas tan especiales, no quiere decir que un árbol deba siempre llevar el apellido “de Navidad” para hacerle un hueco en tu hogar.