Receta Navideña: Sopa de tomillo y ajo

- patrocinador -

Hoy te propongo una sopa que “resucita a los muertos” como dice mi madre. Más que una receta navideña es un remedio navideño. Es una sopa destinada a esos días post-fiesta, es decir, después de Noche Buena o Noche Vieja porque lo mejor es tomar una comida reconstituyente, porque tu cuerpo te lo agradecerá, porque esas noche se come mucho y se bebe aún más.

Además con esta sopa también refuerzas tus defensas, seguro que te sentirás mejor después de tomarla.

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajo
  • 2 ramitas de tomillo, a ser posible fresco
  • 4 rebanadas de pan duro ( de ese que sobró la cena del día anterior)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 vasos de caldo de cocido (o de vegetales, como tu prefieras)
  • sal
  • y para completar la sopa pon un huevo escalfado encima.

Preparación:

  1. Lo primero que hacemos es pelar los ajos y laminarlos muy finitos, tanto como te sea posible. Y ahora doramos los ajos en una cazuela con dos cucharadas de aceite de oliva.
  2. En este momento hay que lavar bien las ramitas de tomillo, poniéndolas debajo del grifo, después la secaremos muy vien con papel de cocina, para que no queden restos de agua.
  3. Y por último a la cazuela añadirmos las ramas de tomillo, el pan troceado, una pizca de sal, y lo cubrimos con los 4 vasos de caldo. Dejamos que hierva unos minutos ( de 5- 10 min), lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar antes de servir unos 10 minutos más.
  4. Acompañamos la sopa con un huevo escalfado, y ya puedes tomarla.

Más recetas en Solo Recetas

- patrocinador -