La Navidad está cada vez más cerca y una de las actividades que se pueden hacer en esta época antes de entrar de lleno en las semanas de vacaciones, es visitar los mercadillos navideños. Estos son una tradición en muchos países, y sin duda un tiempo bien utilizado si puedes dedicárselo a ello.

Mercadillos navideños hay en todo el mundo. Algunos son más tradicionales que otros. Los hay modernos, clásicos, dignos de una postal o de los que mejor no pisar. Pero todos ellos tienen un objetivo: contagiarte del espíritu navideño.

Índice del artículo

Mercadillos navideños: esos lugares para rodearte del espíritu de la Navidad

La verdad es que los mercados de Navidad que más se conocen son los que se montan en Europa, pero lo cierto es que hay en todo el mundo, incluso en España. Por eso, te vamos a citar algunos de ellos para que, si vas de viaje, sepas lo que tienes que visitar.

Mercadillo navideño de Alcalá de Henares (Madrid)

mercadillos navideños Alcala de Henares
Fuente: Dream! Alcalá

Lleva celebrándose poco tiempo, pero desde que se amplió es uno de los que más fama está cogiendo. Porque no solo se centra en las casetas, ubicadas en la calle principal de Alcalá de Henares, sino también porque, en el recinto ferial, han montado un anexo de esos puestos con montones de atracciones, pista de hielo, y mucho más.

De hecho, cada vez acuden más personas a visitarlo, y es por eso que te lo recomendamos como primera opción (que no la única).

Mercadillo navideño de Tallín (Estonia)

Estonia
Fuente: Revista Qtravel

Este mercadillo se monta en la Plaza del Ayuntamiento de Tallín y muchos opinan de él que es como viajar a otra época, de esas que se ven en las postales de Navidad. Hay que decir que mucha culpa de eso lo tiene que nieva y hace que las luces de Navidad y la decoración que se pone nos haga remontarnos a otros años.

También te puede interesar:
Vídeo: Madrid es Navidad

Destaca en su centro un enorme árbol de Navidad y las casetas a su alrededor, donde podrás comprar dulces, comida, adornos y muchas más cosas. Y, lo mejor de todo, que puedes ver a Papá Noel y a los renos porque tiene una casa allí para que los niños vayan a llevarle su carta y, de paso, conocer a los renos, jugar con los enanos, o disfrutar de las muchas actividades que se celebran.

Mercadillos navideños de Estrasburgo (Francia)

mercadillos navidenos Francia
Fuente: France.fr

El mercado de Navidad de Estrasburgo se enorgullece de ser el más antiguo, ya que se dice que empezó a montarse en 1577 y, hasta la fecha, no ha fallado nunca. Así que es una visita que, si puedes permitírtelo, deberías verlo aunque sea una vez en la vida.

En él vas a encontrarte con decenas de casetas dispuestas para dar vida a tu Navidad, ya sea en el árbol de Navidad o en cualquier otro espacio de tu hogar. Porque decoraciones te vas a encontrar, y muchas.

Además, disfrutarás de un árbol de Navidad gigante para que puedas echarte unas fotos, y mucho más que no te vamos a desvelar. Pero el que sea el mercadillo navideño más antiguo no significa que esté obsoleto, sino que es uno de los mejores para ver.

Mercadillos navideños de Nuremberg (Alemania)

Nuremberg
Fuente: Trivago Magazine

El mercado navideño de Nuremberg es uno de los más conocidos y hermosos que puedes visitar en Alemania. Y de hecho es también uno de los más grandes, con 180 casetas o más donde encontrarás productos de muchos tipos relacionados con la Navidad.

De hecho, si vas a Alemania en esta época del año, el mercado de Nuremberg tienes que visitarlo porque te parecerá que vas a otra época más antigua y donde, al final, saldrás ocn varias compras de los objetos tan curiosos que encuentras allí.

Mercadillos navideños de Vancouver (Canadá)

Canada
Fuente: Viajes Viatamundo

Cruzando el Atlántico, nos vamos ahora hasta Canadá para recomendarte el mercadillo navideño de Vancouver, un mercado diferente de los europeos, empezando por la decoración, que se basa en multicolores (no solo los colores navideños). Y además podrás encontrar que las casetas no se centran solo en cosas relacionadas con la época navideña sino que venden comida canadiense tradicional, chocolate caliente y otros productos más atemporales.

También te puede interesar:
Fotos de una Navidad manchega en Ciudad Real

Eso no quita para que no lo visites y veas otra forma de presentar un mercado navideño. Y, de paso, siempre podrías montarte en el tiovivo que ponen.

Mercadillos navideños de Madrid

mercadillos navidenos Madrid
Fuente: LAE Madrid

Si estás por la capital española, aparte del mercadillo navideño de Alcalá de Henares que te hemos citado, también tienes el propio mercado de Navidad de Madrid. Se ubica en la Plaza Mayor y es el más famoso de Madrid.

En él vas a poder visitar más de 100 casetas llenas de adornos de Navidad, artesanías, productos de broma para el día de los Inocentes, dulces y mucho más con lo que te llevará unas cuantas horas visitarlo entero.

A eso debes unirle la música ambiental. Eso sí, si prefieres que no haya demasiada gente, mejor optar por visitarlo entre semana, y siempre, por las mañanas antes que por las tardes porque te asegurarás de que haya algo menos de afluencia, aunque también debes tener en cuenta el horario en que las casetas abren (para que no te las encuentres cerradas la mayoría).

Mercadillos navideños de Puerto Portals (Mallorca)

Mallorca
Fuente: Puerto Portals

Finalizamos con este mercadillo navideño que tiene un estilo muy parecido a los mercados de Navidad de Europa Central. En él podrás ver decenas de casetas de madera decoradas con luces de navidad y otras decoraciones relacionadas con la época.

Podrás encontrar muchos objetos de Navidad, pero también tienes para disfrutar de la gastronomía más festiva. A eso hay que sumarle que, todos los años se hacen actividades culturales por la zona donde se pone el mercado, con lo que contarás con música, teatro e incluso, cerca de allí, tendrás una pista de patinaje para que no se diga que no tienes cosas que hacer por unas cuantas horas allí.